México, 27 mar (EFE).- El reputado académico Roger Bartra, involucrado en la lucha por la democracia en México durante el siglo XX, advirtió este sábado de las peligrosas y alarmantes tendencias autoritarias del presidente Andrés Manuel López Obrador.

«No es un peligro hipotético, es un peligro que ya llegó y se instaló en el Gobierno. (López Obrador) está auspiciando una deriva autoritaria. Está amenazando la libertad de expresión, además, con sus agresivas mañaneras contra toda fuerza crítica, contra todo intelectual crítico. Es una cosa verdaderamente alarmante», consideró en entrevista con Efe.

Bartra (Ciudad de México, 1942) ha presentado el libro «Regreso a la jaula», en el que califica los dos primeros años de Gobierno del líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) como un «fracaso».

El doctor en sociología por la Sorbona tilda así la aventura presidencial de López Obrador porque «no ha ocurrido ni va a ocurrir» un cambio de régimen, en referencia a su proclamación de estar liderando la Cuarta Transformación de México, equiparando su presidencia a la Independencia (1821), la Reforma liberal del siglo XIX y la Revolución mexicana (1910).

«No hay nada parecido a un cambio de régimen como el que ha anunciado. No estaba en sus propósitos tampoco. Yo no sé si no entiende bien López Obrador lo que es un cambio de régimen», sentenció.

Bartra observó en este primer tercio del sexenio del mandatario mexicano la existencia de tendencias «fuertes hacia una autocracia» con una «política autoritaria de militarización, de concentración del poder en sus manos por encima incluso de sus propios ministros».

POPULISTA DE DERECHA

Pese a ello, el académico no coincide con las voces más críticas de la sociedad mexicana con López Obrador, que temen que el líder lleve al país a ser un caso muy parecido al de Venezuela.

«Son situaciones extremadamente diferentes», advirtió el escritor, porque López Obrador es un «populista de derechas» mientras Hugo Chávez impuso «un socialismo del siglo XX que parecía más bien decimonónico y que no ha llevado al socialismo, sino a la bancarrota del país y a una represión brutal».

«López Obrador no es un hombre de izquierda y no va por ese camino. Ahora, en este proceso de deterioro de la democracia en el que estamos pueden ocurrir sorpresas y puede ocurrir no exactamente una vía venezolana, eso no lo veo posible, pero sí un serio colapso», alertó.

Actualmente, Morena gobierna y tiene mayoría tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, un órgano que se renovará por completo en las elecciones intermedias del 6 de junio.

Esos comicios están considerados las más grandes de la historia de México ya que 94 millones de votantes están llamados a elegir a los 500 diputados federales, 15 gobernadores de un total de 32 estados, 30 congresos estatales y 1.900 ayuntamientos.

Bartra consideró que «es posible» que el partido de López Obrador pueda perder su mayoría en la cámara baja, pese a que el presidente cuenta con una aprobación ciudadana del 60 % a falta de dos meses para las elecciones intermedias.

POSIBILIDADES DE LA OPOSICIÓN

El sociólogo apuntó como clave para que se dé esa alternancia un «cambio de actitud» del antaño hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI), que precedió en el Gobierno a López Obrador con la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

«Hay que comprender, y eso lo explico en el libro, que el triunfo de Morena se debe en gran medida al PRI y al Gobierno de Peña Nieto», sostuvo el académico, quien defendió que el exmandatario «liquidó la oposición» que suponía en 2018 el conservador Ricardo Anaya y presentó un candidato, José Antonio Meade, «que era un perdedor evidente desde el comienzo».

Eso «encauzó a votantes priistas hacia Morena en muchos estados», indicó.

Para junio, Bartra apostó por las opciones del PRI, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el conservador Partido Acción Nacional (PAN), aparentemente el más fuerte de la oposición.

«No están muertos esos tres partidos, no están muertos. Pero son unas elecciones y las encuestas más cercanas a las elecciones nos podrán decir qué es lo que está pasando. Yo aspiro a que al menos Morena pierda esa avasalladora fuerza que logró (en el Congreso)», indicó.

Esas tres formaciones unirán sus fuerzas en 124 distritos bajo la coalición Va por México, aunque Morena y sus aliados también tienen ventaja en las encuestas en esos enclaves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *