Lisboa, 21 nov (EFE).- Una multitudinaria e inusual manifestación de policías en Lisboa en demanda de mejoras salariales y laborales terminó hoy con una arenga del líder del ultraderechista partido luso Chega, André Ventura, en las escaleras de la Asamblea Nacional portuguesa.

Miles de efectivos de la Policía de Seguridad Pública (PSP) y la Guardia Nacional Republicana (GNR) protagonizaron la primera movilización masiva contra el nuevo Gobierno del socialista António Costa, en el cargo desde hace un mes, que colapsó el centro de la ciudad, pero se desarrolló sin incidentes en medio de un fuerte cordón de seguridad.

Los policías protestaron en demanda de “aumentos salariales, subsidios de riesgo y mejoras higiénico-sanitarias en sus instalaciones”, explicó a Efe el presidente del Sindicato de los Profesionales de Policía, Paulo Macedo.

Aunque fue convocada por los dos grandes sindicatos de las fuerzas de seguridad lusas, la protesta contó con la adhesión del llamado “Movimiento Zero”, una estructura de policías anónimos relacionada con la extrema derecha, y con la presencia de André Ventura, líder de Chega, formación que se estrenó en el Parlamento portugués tras las elecciones del pasado octubre.

“Es falso que este movimiento esté ligado a la extrema derecha”, declaró a Efe Nuno Silva, militar de la Guardia Nacional Republicana. “No tenemos ningún tipo de ideología”, insistió.

Sin embargo, Ventura, arropado por manifestantes con camisetas en las que se apreciaba el logo de “Movimiento Zero”, acompañó la protesta y lanzó un alegato en las escaleras de la Asamblea.

“Hoy no fuimos nosotros, fueron ustedes los que demostraron que la policía jamás será vencida”, dijo Ventura, mientras los manifestantes coreaban “La policía jamás será vencida”.

“Vamos a continuar luchando para que nuestros policías y nuestras fuerzas de seguridad tengan mejores condiciones”, afirmó el líder de Chega, antes de concluir con un “¡Viva Portugal!”.

Una actitud que ha contrariado a varios dirigentes sindicales, como César Nogueira, de la Asociación de Profesionales de la GNR: “No entendemos cómo un diputado usa una manifestación apartidaria de los policías para tomar palabra”, lamentó.

Los sindicatos se reunieron la pasada semana con el ministro de Administración Interna, Eduardo Cabrita, pero, según afirmaron hoy, aún esperan “medidas concretas”.

“Veremos si nuestras quejas surgen efecto en la aprobación de los presupuestos del Estado a mediados de enero”, apuntó Macedo.

“La mitad de las instalaciones de la PSP en Lisboa y Oporto contienen amianto”, denunció, y añadió: “Nuestra tasa de suicidios duplica a la del resto de profesiones”.

Los sindicatos estudian repetir la movilización en enero si no se habilitan partidas presupuestarias para atender sus demandas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.