Berlín, 24 mar (EFE).- Alemania aumentó este miércoles en un 33 % su previsión de déficit para este año a causa de la pandemia y reconoció que en 2022 tendrá que volver a suspender, por tercer año consecutivo, la regla constitucional del «freno de la deuda».

La decisión, aprobada por el Consejo de Ministros, supone un nuevo golpe al mantra de la estabilidad presupuestaria que Berlín mantuvo durante una década como enseña y llega apenas seis meses antes de las elecciones generales más inciertas y abiertas en años en la mayor economía europea.

«Todos en el Gobierno sabemos que le imponemos una carga muy grande a los contribuyentes», reconoció la canciller Angela Merkel en una sesión parlamentaria al ser interrogada por la actualización de las cuentas.

La revisión del presupuesto de 2021 prevé 60.400 millones más de déficit de lo aprobado en diciembre, con lo que el endeudamiento total este año alcanzaría los 240.200 millones de euros, en gran medida por la prolongación de las restricciones a la vida pública y la actividad económica.

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, afirmó en rueda de prensa que pese a esta actualización, la cantidad total de déficit en 2020-2021 va a ser de 27.000 millones de euros menor que estimado al comienzo de la pandemia.

«Es caro, pero más caro es no hacer nada» frente a las consecuencias de la pandemia, aseguró Scholz, que añadió que la deuda pública alemana ascenderá hasta el 75 % del producto interior bruto (PIB) a finales de este ejercicio.

Tras 2020 y 2021, los dos años con mayor déficit en las cuentas del Gobierno federal en el registro, Alemania también recurrirá al endeudamiento en 2022 y precisará, indicó Scholz, que se suspenda por tercer año consecutivo la regla constitucional del «freno de la deuda», algo posible en casos excepcionales.

Este mecanismo obliga al Gobierno central y a los estados federados a mantener la estabilidad presupuestaria, pero permite su suspensión en momentos de crisis. El Ejecutivo federal pidió y obtuvo del Bundestag (cámara baja) el permiso para suspenderlo para este año y el pasado.

Los planes de Finanzas contemplan que el endeudamiento en 2022 ascienda a 81.500 millones de euros y que sea ya sensiblemente menor en los ejercicios subsiguientes: 8.300 millones en 2023, 11.500 millones en 2024 y 10.000 millones en 2025.

De forma inversa, el volumen del presupuesto federal descenderá de forma significativa con el fin de las ayudas: de los 547.700 millones de euros se pasará al entorno de los 400.000 millones para el trienio 2023-205. Scholz destacó, sin embargo, que las medidas de apoyo a la economía se prolongarán todo el tiempo necesario.

Las líneas generales del presupuesto 2022 contemplan unas inversiones públicas por un valor total de 61.900 millones de euros y el plan financiero prevé que el volumen de inversiones para los tres años siguientes sea de 50.000 millones.

«Tomamos el dinero necesario para superar las consecuencias económicas y financieras de la pandemia. Hemos previsto con anticipación y ponemos los pilares para el crecimiento con inversiones récord en protección del clima y digitalización», afirmó el ministro.

POLÍTICA TRIBUTARIA

Scholz reconoció que será un «reto» de la próxima legislatura -que arrancará tras las generales de septiembre- buscar la forma de estabilizar las cuentas públicas y, especialmente, de aumentar los ingresos, ya que no todas las deudas podrán superarse gracias al crecimiento económico.

Hace falta para este propósito «un sistema tributario más justo» agregó Scholz, que como candidato del Partido Socialdemócrata (SPD) a la Cancillería aboga por subir los impuestos a los más ricos, algo a lo que se opone radicalmente el principal bloque del gobierno de coalición, los conservadores de Angela Merkel.

«La buena política fiscal tiene que ir de la mano de una buena política impositiva», señaló el Scholz candidato, que reconoció implícitamente que ahora no le resulta posible dar ese paso. «Eso se puede arreglar democráticamente», apostilló en relación a los comicios de septiembre.

Juan Palop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *