Fotografía de archivo, tomada en julio de 2020, en la que se registró un tablero de la fiscalía de Nueva York durante la presentación de cargos en contra de Ghislaine Maxwell (d), quien fue trasladada a una cárcel de Florida para pagar una pena de 20 años por cómplice y facilitadora en la explotación sexual y el abuso de varias niñas menores por parte de Jeffrey Epstein (i), en Nueva York (NY, EE.UU.). EFE/Jason Szenes

Miami, 25 jul (EFE).- La británica Ghislaine Maxwell, sentenciada a 20 años de cárcel por facilitar menores de edad con fines sexuales a su examante y exsocio Jeffrey Epstein, fue trasladada a una cárcel de Florida (EE.UU.), estado donde el fallecido multimillonario tenía una casa en la que se cometieron algunos de los delitos por los que fue condenada.

Maxwell, de 60 años, se encuentra ya en la prisión de baja seguridad FCI Tallahassee, situada en la ciudad homónima, capital de Florida, y con una población de 821 reclusos, según su página web.

Se desconoce qué día fue trasladada desde Nueva York a Florida, pero en el registro federal penitenciario de EE.UU. ya figura como reclusa de en FCI Tallahassee, en el norte de Florida.

La liberación de la examante del multimillonario, quien se quitó la vida en una prisión neoyorquina en 2019, está prevista para el 17 de julio de 2037, según su ficha en el registro.

El diario Miami Herald informó este lunes de que los abogados de Maxwell habían pedido que cumpliera sentencia en una prisión de baja seguridad en Danbury (Connecticut), en el noreste de EE.UU., donde funciona un programa para reclusas con un historial de adicciones y para quienes padecen problemas de salud mental.

En diciembre de 2021 un jurado neoyorquino encontró culpable a Maxwell, hija del ya fallecido magnate de los medios Robert Maxwell, de cinco cargos relacionados con el tráfico sexual de mujeres menores de edad reclutadas para que Epstein abusara de ellas.

El 28 de junio la juez Alison Nathan dictó sentencia, que fue inmediatamente apelada por la abogada de Maxwell, Bobbi Sternheim.

La Fiscalía había solicitado entre 30 y 55 años de cárcel para Maxwell, cuya defensa se centró durante el juicio en presentarla como otra víctima más de Epstein.

Durante el proceso, los fiscales alegaron que Maxwell elegía a mujeres “menores, bonitas y vulnerables”, con familias en situación difícil, y las seducía con su estilo “sofisticado” hasta llevarlas, siempre sin compañía, hasta las mansiones de Epstein, una de ellas en Palm Beach, en la costa sureste de Florida, donde empezaron los problemas judiciales del millonario.

La antigua mansión de seis habitaciones adquirida por Epstein en 1990 fue demolida en 2021 por su nuevo propietario, que la compró por 18,5 millones de dólares, para construir un inmueble nuevo.

En Florida, Jeffrey Epstein fue acusado por cargos relacionados con prostitución, pero en 2008 logró evitar un juicio federal mediante un cuestionado acuerdo extrajudicial.

El secretario de Trabajo de la Presidencia de Donald Trump, Alex Acosta, debió renunciar a su cargo en 2019 a causa de la presión por haber negociado ese arreglo con Epstein cuando era fiscal general de Florida. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.