Un seguidor de Donald Trump sostiene la bandera de los Estados Unidos, el día de la toma  al Capitolio estadounidense, en Washington (Estados Unidos), EN UNA FOTOGRAFÍA DE ARCHIVO. EFE/ MICHAEL REYNOLDS

Washington, 21 jul (EFE).- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) de Estados Unidos ha lanzado una investigación penal sobre la eliminación de mensajes que agentes del Servicio Secreto enviaron el 6 de enero de 2021, día del asalto al Capitolio, indicó este jueves la cadena CNN.

La subinspectora general del DHS, Gladys Ayala, pidió este miércoles en una carta al director del Servicio Secreto, James Murray, que cesara su propia investigación sobre lo sucedido porque ya hay una abierta en su cartera.

“Para garantizar la integridad de nuestra investigación, el Servicio Secreto no debe proceder a nuevas pesquisas sobre la recogida y conservación de pruebas. Esto incluye abstenerse inmediatamente de interrogar a potenciales testigos”, sostuvo en esa misiva difundida por la CNN.

El Servicio Secreto, el cuerpo encargado de proteger entre otros al presidente del país, ha determinado que no puede recuperar los mensajes de texto borrados que fueron enviados el 5 y 6 de enero de hace un año, publicaron este martes The Washington Post y CNN, citando a fuentes anónimas.

El comité de la Cámara de Representantes que investiga el asalto al Capitolio, que este jueves celebrará su octava y de momento última audiencia, le había solicitado esos intercambios, pero solo ha podido recibir uno.

El resto fueron eliminados en el marco de una migración del sistema previamente planificada y el comité cree que el procedimiento para conservar el contenido podría no haber respetado los requisitos en vigor y podría haber violado la Ley Federal de Registros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.