Redacción deportes, 8 mar (EFE).- El francés Julian Alaphilippe, campeón del Mundo en ruta y segundo el pasado sábado en la Strade Bianche, partirá al frente de un potente Deceuninck Quick Step en la 56 edición de la Tirreno Adriático que se disputa desde el próximo miércoles hasta el día 16.

El maillot arcoíris del ciclismo mundial llega en forma a la «Carrera de los dos mares» después de su incursión en la carreteras de grava de la Toscana, y además rodeado de un equipo de muchos quilates. En 2019 debutó con 2 victorias de etapa y este año lega con ambición.

La formación belga pondrá en liza a Julian Alaphilippe, Davide Ballerini, con tres victorias esta temporada, entre ellas la Omloop, el portugués Joao Almeida, el campeón danés Kasper Asgreen, el checo Zdenek Stybar, el colombiano Alvaro Hodeg y el belga Bert Van Lerberghe.

La Tirreno ofrecerá 3 etapas propicias para los velocistas, dos para «rematadores», un final en alto en la cima de Prati di Tivo (14,5 kms al 7%) y la tradicional contrarreloj individual plana en San Benedetto del Tronto de 11 kms.

Después de los últimos resultados, el director del Deceuninck, Davide Bramati, ve la Tirreno con optimismo.

«Llegamos con un equipo formado por muchos corredores que conocen esta carrera, un equipo sólido, capaz de luchar en todos los frentes y con ganas de acumular más buenos resultados. La carrera tiene un poco de todo para todos y esperamos impactar en las etapas y mostrar el mismo espíritu «de los lobos» que nos ha ayudado a acumular ocho victorias desde el inicio de la temporada «, dijo el técnico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *