Imagen de archivo de la opositora cubana Rosa María Payá en Miami, Florida (EEUU.). EFE/ Ana Mengotti

Miami, 29 sep (EFE).- El movimiento opositor Cuba Decide, encabezado por Rosa María Payá, pidió este jueves a la comunidad internacional que apoye la celebración de un plebiscito vinculante con vistas a iniciar “una transición pacífica a la democracia” en la isla caribeña.

En una declaración titulada “La salida de la crisis es la salida de la dictadura”, Cuba Decide llama a las “democracias del mundo” a “ponerse del lado” del pueblo cubano y acusa al Gobierno de la isla de “ineptitud” para manejar la “crisis humanitaria”.

El objetivo del plebiscito que pretende este movimiento con miembros dentro y fuera de Cuba es que “el pueblo cubano pueda decidir cambiar el sistema hacia la democracia y salir de esta crisis”, dice la declaración.

En el texto Cuba Decide pasa revista a una serie de hechos como el reciente referendo sobre la nueva ley de familia y el azote del huracán Ian y denuncia “las violaciones a los derechos humanos, la situación de los más de mil prisioneros políticos y la crisis humanitaria que vive el pueblo cubano”.

Sobre lo que el movimiento liderado por Payá, hija del fallecido disidente Oswaldo Payá, califica como “un simulacro de referéndum nacional”, dice que el Gobierno “invirtió los escasísimos recursos de un estado en quiebra” para realizar una consulta que “no contó con los más básicos estándares de transparencia, justicia, ni libertad” y que tenía como objetivo “lavarle la imagen” y “buscar dólares”.

Al hablar del huracán Ian, que azotó el occidente de Cuba el martes pasado y dejó “miles de afectados e incontables daños”, subraya el hecho de que la isla se quedara “completamente a oscuras” y que “la energía eléctrica no se ha restablecido en la mayor parte del país al momento de esta publicación”.

“Los promotores de Cuba Decide al igual que toda la ciudadanía enfrentan una capacidad muy limitada para comunicarse con el mundo exterior o incluso entre ellos”, señala.

“La ineptitud de las autoridades para gestionar la crisis es criminal. Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que se ponga del lado del pueblo cubano y apoyen una transición pacífica a la democracia”, concluye la declaración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *