Foto: Cortesía

Asheboro.- Esta semana la mayoría de las escuelas de Carolina del Norte iniciaron el nuevo ciclo escolar y, hasta la fecha, ya han sido varios los distritos que han reportado casos de COVID-19. En consecuencia, estudiantes y empleados están en cuarentena. 

Es el caso de las escuelas del condado de Randolph. Entre el sábado y el martes de esta semana, 277 estudiantes y empleados se pusieron en cuarentena tras haber estado expuestos al coronavirus. 

En total, el distrito escolar reportó un total de 44 casos de COVID-19, de los cuales 12 se detectaron en una misma escuela. Los resultados se dieron a conocer en el segundo día de clases. 

“Para los casos que afectan a una escuela, el director de la escuela se comunicará con cada persona directamente expuesta al caso positivo de COVID-19 para informarle de la situación. Además, el director le da la fecha de regreso del período de cuarentena a la persona en ese momento”, explicó el superintendente, Stephen Gainey, en un comunicado. 

Randolph es uno de los distritos escolares de Carolina del Norte que votó a favor del uso opcional de las mascarillas. Actualmente, es el único distrito en el Piedmont-Triad que mantiene esta política, ya que condados como Davidson, Rockingham, Davie o Yadkin, que también optaron por la voluntariedad, revirtieron su decisión y ahora exigen las mascarillas en sus escuelas públicas.

Brotes en dos escuelas de Burke

El distrito escolar del condado de Burke, ubicado al este de Winston-Salem, también anunció dos brotes de COVID-19 en sus escuelas públicas.

Los contagios se detectaron en la Table Rock Middle School y la Drexel Elementary School y el distrito los asocia con las jornadas de puertas abiertas que se llevaron a cabo el 19 de agosto.

El distrito señaló que las clases permanecerán en persona y que no planea trasladar las escuelas o aulas particulares al aprendizaje remoto en este momento.

“Tendremos personal adicional en los edificios esta noche llevando a cabo una limpieza a fondo de las escuelas. También continuaremos con otros factores atenuantes y recordaremos a los estudiantes que usen sus máscaras de manera adecuada, practiquen el distanciamiento social cuando sea posible y se laven las manos con frecuencia», dijo el superintendente Mike Swan.

Swan pidió a las familias que mantengan a su hijo en casa si está enfermo.

Los distritos escolares de Johnston y Davidson también reportaron casos de COVID-19 en los primeros días de clase.