Raleigh.- El aumento en la tasa de vacunación contra el COVID-19  en las comunidades negras e hispanas emprendido por el gobierno de Carolina del Norte, fue destacado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en un reciente informe.

«Desde el principio, Carolina del Norte se ha centrado en vacunar de una manera rápida y justa, y aplaudo a los funcionarios estatales de salud por el progreso que hemos logrado», dijo el gobernador Roy Cooper. «Al construir nuestro propio sistema y hacer de la equidad una parte fundamental de nuestro plan de distribución de vacunas, hemos podido proteger mejor de este virus a nuestras comunidades históricamente desatendidas».

Entre diciembre de 2020 y abril de 2021, la proporción de vacunas que se distribuyen a las personas negras en el estado aumentó del 9% al 19%, mientras que para los hispanos fue del 4% a un 10%.

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS), estos aumentos cerraron la brecha de vacunación para los hispanos, que representan el 8% de la población del estado, y redujeron la brecha para la comunidad negra, que representan el 22% de la población del estado.

«Hemos construido equidad en todos los aspectos de nuestra distribución de vacunas», dijo la Mandy Cohen, Secretaria del NCDHHS. «Nuestro compromiso con la distribución equitativa de vacunas es una parte de nuestro trabajo continuo para abordar y desmantelar las barreras sistémicas y estructurales a la equidad en salud».

El informe destaca varias estrategias que ha estado utilizando Carolina del Norte como aumentar las asignaciones de suministro de vacunas para los condados con poblaciones más grandes de comunidades históricamente marginadas, particularmente cuando el estado se centró en vacunar a las personas de 65 años o más.

Los CDC también indicaron que el estado ha esbozado expectativas claras de que los proveedores de vacunas deberían vacunar a las poblaciones históricamente marginadas al menos en proporción a su representación en su comunidad local.

De acuerdo con la agencia federal, Carolina del Norte ha promovido de manera exitosa alianzas entre proveedores de vacunación y organizaciones comunitarias y religiosas, con actividades de comunicación enfocadas y juegos de herramientas para apoyar el acceso a la vacunación para personas negras e hispanas.

Cabe destacar que el trabajo de equidad de vacunas de Carolina del Norte ha aparecido en varias publicaciones nacionales, incluido el Informe de priorización de equidad de la Fundación Robert Wood Johnson y en “Cómo abordan los estados la equidad racial en COVID” de la Fundación de la Familia Kaiser.

Bloomberg News también ha clasificado sistemáticamente al estado como el mejor de la nación en la calidad de los datos de raza y etnia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *