Charlotte.- La Agencia Federal Antidrogas (DEA) busca a 37 hispanos que se encuentran prófugos de la justicia de Carolina del Norte y Sur por diversos cargos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

La zona de Atlanta de la agencia, que incluye los estados de las Carolinas, Georgia y Tenesí, busca a un total de 75 individuos, en su mayoría hispanos, de los cuales 15 son solicitados por autoridades de Carolina del Norte y 22 por las de Carolina del Sur.

Entre ellos figuraba el dominicano Francisco Monte de los Santos, de 35 años, quien fue capturado el pasado 22 de noviembre por agencias del orden en República Dominicana.

El hombre apodado “el Monstruo” fue extraditado a Carolina del Sur para ser juzgado en una corte federal de la División de Charleston, por cargos de distribución de cocaína y lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

El hispano, que aparece en la lista de la DEA como armado y peligroso, huyó a su país hace años para evadir la justicia estadounidense cuando se dictó una orden de captura en su contra.

En la lista de los requeridos por la ley en Carolina del Norte, hay cuatro individuos mexicanos que estuvieron radicados en el área de Charlotte: Roberto Carrillo Díaz, Luís Alberto Zapata Hernández, Virgen Daniel Verduzco y Rafael Barrera Pineda.

Carrillo Díaz, de 41 años, vivió en Charlotte y es buscado por tráfico de cocaína y marihuana. El hombre que se desempañó como mecánico, tiene un tatuaje en un dedo de su mano derecha.

Zapata Hernández, de 36 años, residió en Charlotte y es acusado de distribuir marihuana.

Verduzco, de 31 años, quien se desempeñaba como trabajador de construcción y vivió en Concord, enfrenta cargos por distribución de cocaína. Según la DEA el individuo que se encuentra armado y es peligroso, pudo haber huido a México.

Barrera Pineda, de 46 años, vivió en Concord y es buscado por lavado de dinero fruto del tráfico de drogas. Este mexicano tiene una cicatriz en su mejilla izquierda.

La única hispana en la lista de la DEA, que es buscada en Carolina del Norte, es la mexicana Armida Aragón Hoyos, de 59 años, que enfrenta cargos de posesión de cocaína y marihuana con intención de distribuirla. La mujer, que tiene una cicatriz en su hombro derecho, trabajaba como supervisora de ventas de productos para control de peso y suplementos de nutrición.

Otros fugitivos de la DEA requeridos en este estado son los mexicanos: René Lagunas González, de 43 años, César Adolfo Sandoval, de 37 años, José Manuel Arana Romero, de 42 años, Felipe Flores Rodríguez, de 39 años y Juan Francisco Vega González, de 33 años.

A la lista se suman: Martín Gastelum Plata, de 35 años, Alberto Ezequiel Villareal Meza, de 32 años, Jorge Alfredo Díaz González, de 31 años y Phillip Cortez, de 27 años.

La DEA ofrece recompensas a quien suministre información que conduzca a la captura de estas personas llamando al (1877) WANTED2 (1877-926-8332).