Charlotte.- El acuario SEA LIFE Charlotte-Concord se prepara para recibir a un nuevo residente.

Se trata de una tortuga marina herida que, debido a un golpe con un bote, ya no puede ser liberada en el océano. 

Esto es parte del nuevo proyecto que en conjunto con el Centro de Rescate y Rehabilitación de Tortugas Marinas Karen Beasley, busca contribuir en la preservación de criaturas marinas lesionadas donde recibirán tratamiento y terapia para mejorar su calidad de vida en cautiverio.

SEA LIFE Charlotte-Concord informó sobre el inicio de la construcción de este Nuevo Centro de Rescate de Criaturas, que planean inaugurar a finales de esta primavera. 

“La instalación se ubicará en el Acuario SEA LIFE y permitirá a los visitantes aprender sobre la rehabilitación de criaturas marinas lesionadas”, dijo en un comunicado de prensa.

El SEA LIFE Charlotte-Concord es un acuario interior de 26,000 pies cuadrados, donde los visitantes pueden “experimentar el mundo mágico debajo de nuestros mares con hábitats marinos, exhibiciones y encuentros cercanos con miles de criaturas marinas”, explica la empresa.

Con este nuevo centro, SEA LIFE fortalece su labor en impulsar el cuidado de “la diversidad de la vida marina al mismo tiempo que juega un papel activo en la conservación de los animales y el medio ambiente”, explica el acuario.

Un nuevo hogar para las tortugas

Rebecca Thomas, curadora de SEA LIFE, señaló que “agregar un nuevo elemento a SEA LIFE Charlotte-Concord siempre es un esfuerzo emocionante y combinar eso con la rehabilitación, realmente causará sensación para nuestro personal y nuestros invitados”.

Indicó que la construcción será de de más de 5,000 galones y se convertirá en “un hogar temporal para nuestra nueva tortuga marina y permitirá que los invitados se unan a nosotros en nuestro viaje para ayudarlo a vivir su mejor vida”.

Por su parte, Kathy Zagzebski del Centro de Rescate de Tortugas Marinas Karen Beasley, dijo que están encantados de ver a sus tortugas marinas “ir a un hogar tan maravilloso donde seguramente recibirán una gran atención” y se convertirá en una gran atracción del acuario SEA LIFE.

De esta manera, con la construcción de este nuevo recinto el Hospital local de tortugas marinas le da a SEA LIFE Charlotte-Concord un papel en la salvación de especies en peligro de extinción.

Un trabajo conjunto

Con este nuevo proyecto, el Centro de Rescate y Rehabilitación de Tortugas Marinas Karen Beasley, tendrá un nuevo espacio para que las personas puedan conocer más de su labor.

Esta es una organización que se ubica en Surf City, Carolina del Norte y que desde 1997 se dedica a la la conservación y protección de las tortugas marinas y durante todos estos años ha rescatado, rehabilitado y dado de alta a más de 1100 pacientes.

Su hospital cuenta con más de 14,000 pies cuadrados y está abierto al público en general, en donde brinda programas educativos y experimentales que se enfocan en la difícil situación de las tortugas marinas y su importancia como especie clave del ecosistema acuático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.