Lima, 23 oct (EFE).- La empresa minera Las Bambas saludó hoy «los avances» en el proceso de diálogo iniciado el sábado entre el Gobierno de Perú y las comunidades de la provincia de Cotabambas, en la región andina de Apurímac, que protestan contra el uso que se hace de una carretera.

«La vía del diálogo es la única forma en la que todas las partes podemos expresar nuestras necesidades para encontrar puntos de entendimiento, que nos permitan retomar los espacios de construcción de un mejor futuro para la región Apurímac», señaló la empresa en un comunicado.

Invocó, en ese sentido, «a que todas las comunidades se sumen a este proceso de diálogo para lograr la paz social» en la zona.

«Las Bambas se compromete a continuar participando en todos los espacios de diálogo en la búsqueda de consensos, y a seguir contribuyendo con el desarrollo económico y social de la región», concluyó.

El primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, pidió el sábado una tregua de 45 días a las comunidades de la provincia de Cotabambas, una medida que fue aceptada por la mayoría de las poblaciones, aunque cuatro localidades manifestaron su rechazo.

Vizcarra, quien también es ministro de Transportes y Comunicaciones, visitó la localidad de Quehuire, en Cotabambas, al frente de una comisión que también estuvo integrada por los ministros de Justicia, Marisol Pérez Tello, y de Agricultura, José Manuel Hernández.

La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) indicó, previamente, en un comunicado publicado en español y en quechua, que a partir de este diálogo se tomarán «las medidas que sean necesarias» para solucionar el conflicto, que esta semana dejó un comunero muerto en un enfrentamiento con policías.

El Gobierno expresó sus condolencias a los familiares de Quintino Cereceda, muerto en el enfrentamiento con policías que intentaban despejar una carretera bloqueada por comuneros.

Las Bambas es una mina de cobre de gran envergadura, ubicada a más de 4.000 metros de altura entre las provincias de Cotabambas y Grau, que se espera que sea una de las más importantes a nivel mundial, en términos de producción.

Tiene reservas minerales de 7,2 millones de toneladas de cobre y recursos minerales de 12,6 millones, por lo que se estima que en los cinco primeros años producirá más de 2 millones de toneladas de cobre en concentrado.

La mina, que entró en operaciones el año pasado, es operada por un consorcio conformado por la australiana Minerals and Metals Group (MMG), subsidiaria de China Minmetals, en calidad de operadora, además de una subsidiaria propiedad de Guoxin International Investment y CITIC Metal.