Barcelona, 17 dic (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que no presentará una denuncia contra el joven que le agredió ayer durante un paseo electoral en Pontevedra.

A la entrada de un desayuno informativo en Barcelona organizado por La Vanguardia, Rajoy ha respondido «no» al ser preguntado por si se plantea denunciar al agresor ante los tribunales.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha referido también esta mañana a una posible denuncia por parte del Gobierno o del PP contra el joven y ha considerado que ese asunto «debe ocuparse en otras instancias».

Aunque no haya denuncia de parte -es decir, que ni el Gobierno ni el PP la presenten- la Fiscalía actúa de oficio en este caso, por el que el menor podría llegar a ser condenado incluso a seis años de internamiento en un centro de menores, si bien los penalistas consultados por Efe coinciden en que la pena que se le impondrá será más leve.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha considerado «evidente» que hubo alevosía en el puñetazo al presidente del Gobierno porque el menor «estaba esperando, esperando hasta que comete la agresión» y ha recordado que puso mensajes en las redes «de que quería agredir o atacar al PP».

Catalá cree que estas circunstancias «sin duda» las tendrán en cuenta el fiscal y el juez competentes a la hora de decidir sobre la situación del menor, de 17 años, que fue detenido tras la agresión.