Londres, 20 oct (EFE).- Miles de empleados de las oficinas de correos del Reino Unido secundarán una nueva huelga el próximo día 31 para protestar por el cierre de oficinas, empleos y pensiones, informó hoy el Sindicato de Trabajadores de la Comunicación (CWU).

Se trata de la segunda huelga que lleva a cabo este colectivo que amenaza además con adoptar nuevos paros laborales en fechas tan especiales como las de la Navidad si no se resuelve el conflicto.

Los trabajadores y la dirección del servicio postal no lograron alcanzar un acuerdo durante tres reuniones celebradas bajo el auspicio de los servicios de conciliación Acas.

«Nunca ha habido tanto en juego para el futuro de correos, sus trabajadores y las comunidades a las que sirven», apuntó hoy Dave Ward, el secretario general del CWU.

El líder sindical enfatizó que los servicios de correos (Post Office) en este país se encuentran «en un momento de crisis y la gestión y el Gobierno tienen que escuchar a la fuerza laboral».

Ward instó por ello al Ejecutivo, «como propietario de los servicios de correos, que intervenga, que pare los recortes» y que «trabaje» con el sindicato a fin de «desarrollar una estrategia adecuada que asegure el futuro de estos servicios».

Por su parte, Kevin Gilliland, el director de ventas del Post Office, mostró su «decepción» porque el sindicato vuelva a hablar de huelgas cuando la empresa «continúa tratando de alcanzar una solución constructiva mediante las conversaciones con Acas».

«Podemos dar garantías a nuestros clientes de que si la huelga va hacia adelante, la gran mayoría de oficinas de correos no estarán involucradas y casi todas estarán abiertas y operarán con normalidad», agregó.

La disputa que enfrenta a los empleados con la empresa gira en torno a las condiciones de sus puestos de trabajo, su programa de pensiones y la clausura de varias oficinas en el país.