Guatemala, 22 abr (EFE).- Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, y supuesto cabecilla de la estructura criminal denominada «La línea», acusada de fraude fiscal y aduanero, está en Honduras, informó hoy el ministro de Gobernación guatemalteco, Mauricio López Bonilla.

El funcionario explicó que la última notificación que tienen sobre el paradero de Monzón es una alerta recibida desde El Salvador.

Según Bonilla, Monzón, acompañado de dos personas, presuntamente familiares, utilizó El Salvador como lugar «de paso» para posteriormente aterrizar en Honduras.

Las personas que lo acompañaban son Juan Enrique Monzón y Marcela Monzón, pero el ministro de Gobernación no indicó el parentesco que los une con el prófugo.

El exsecretario privado de la vicepresidenta llegaba de Colombia, a donde se piensa que llegó tras pasar por España, concretamente por las ciudades de Madrid y Valencia.

Bonilla indicó que Guatemala ya está coordinado con Honduras la aprehensión de Monzón a través de las unidades de inteligencia, la Policía y el Ministerio Público (MP).

Por el itinerario que está realizando, los investigadores creen que está intentado regresar a Guatemala, por lo que o se presenta ante la Justicia o su captura se producirá en días, apostilló Bonilla.

Los pasados jueves y viernes fueron detenidos 21 supuestos integrantes de una organización criminal presuntamente dedicada al fraude en aduanas, entre ellos el jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Omar Franco, y su antecesor en el cargo, Carlos Muñoz.

De los 21 detenidos, 16, incluidos Franco y Muñoz, quedaron este martes en prisión preventiva por decisión de la juez instructora del caso, mientras que los otros seis salieron en libertad bajo fianza, pero todos quedaron ligados al proceso judicial.

Todos están acusados de contrabando, defraudación aduanera y asociación ilícita.

Monzón fue destituido por la vicepresidenta el pasado jueves en Corea del Sur, donde ambos se encontraban para participar en una actividad académica, cuando trascendió que los investigadores lo identificaban como el líder del grupo de estafadores.