Guatemala, 27 oct (EFE).- El paro nacional iniciado hoy por el transporte pesado de Guatemala, en protesta por la restricción a la circulación en la capital, ya afecta al menos tres aduanas, una de ellas en la frontera con México, informaron hoy los empresarios.

La Cámara de Industria de Guatemala (CIG) confirmó el paro de los chóferes y dijo que está bloqueada una aduana en la frontera de este país con México.

«Pilotos del transporte pesado iniciaron paro por horarios de restricción de circulación por la capital. Primera aduana bloqueada Tecún Umán», en el departamento suroccidental de San Marcos, precisó la CIG en su cuenta oficial de Twitter.

La Gremial de Pilotos del Transporte Pesado informó que también está bloqueado el paso hacia la aduana de Puerto Quetzal, en el departamento sureño de Escuintla.

Además, el ingreso hacia la aduana de Santo Tomás de Castillas, en Puerto Barrios, en el departamento caribeño de Izabal.

Unos 20.000 chóferes de este transporte decidieron paralizar debido a que la municipalidad de la capital guatemalteca amplió esta semana los horarios en los que no pueden circular por la ciudad.

El paro, según dijo a periodistas Rony Mendoza, secretario general del Sindicato de Transportistas Pesados de Guatemala, se lleva a cabo luego de que no llegasen a un acuerdo con la municipalidad metropolitana.

Mendoza dijo que los vehículos que transportan mercadería de los puertos y aduanas no están circulando este jueves y que el paro se prolongará por al menos tres días.

La municipalidad metropolitana prohibió la circulación de lunes a viernes de 05:00 a 09:00 hora local (11:00 a 15:00 GMT) y de 16:30 a 21:00 (22:30 a 03:00 GMT), así como los sábados de 12:00 a 16:00 (18:00 a 22:00 GMT).

La medida busca controlar el tráfico de vehículos en el área metropolitana.

El director operativo de la Policía Municipal de Tránsito, Amílcar Montejo, dijo a periodistas que el alcalde Álvaro Arzú les ha dado instrucciones de mantener vigente la restricción de la circulación del transporte pesado en la capital.

Las medidas afectarán el abastecimiento de productos como combustibles y alimentos, entre otros.