San José, 24 oct (EFE).- El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, recibió hoy dos aviones donados por China con el objetivo de utilizarlos en el combate al crimen organizado, el narcotráfico y también para la atención de emergencias.

Las dos aeronaves tipo Harbin Y-12E, valoradas en un total de 12 millones de dólares, son ligeras, están equipadas con dos turbohélices y tienen capacidad para 16 personas, a la vez están acondicionadas para el transporte de pasajeros, carga, patrullaje y vigilancia marítima.

“Costa Rica sigue reforzando las acciones de combate contra el crimen organizado, acciones humanitarias y atención de emergencias que con tanto ahínco realizan nuestras fuerzas policiales. Agradecemos esta enorme colaboración que nos permite seguir fortaleciendo la seguridad ciudadana”, afirmó Solís en un acto oficial.

Los aviones tienen la capacidad de trasladar más cantidad de policías, asistencia médica y comida en un mismo vuelo, en comparación con las que cuenta el Ministerio de Seguridad en la actualidad, con lo cual se refuerzan las acciones de seguridad y atención que realiza la Dirección del Servicio de Vigilancia Aérea.

Una delegación integrada por cuatro pilotos y seis mecánicos de aviación del Servicio de Vigilancia Aérea fueron capacitados en China para pilotar, dar mantenimiento y reparar las aeronaves.

El Gobierno costarricense indicó que la donación de las dos aeronaves también fortalecen las relaciones diplomáticas con China, las cuales fueron establecidas en el año 2007.

“Los aviones traerán beneficios a la ciudadanía, pues tienen condiciones para efectuar trabajos que nos permiten seguir reforzando todas las acciones que hacen los cuerpos policiales para garantizar seguridad, tales como: operativos en el territorio nacional”, dijo el ministro costarricense de Seguridad, Gustavo Mata.

El acto oficial de entrega de las aeronaves fue celebrado en Base 2 del Aeropuerto Juan Santamaría, situado en las afueras de la capital San José, y contó con la participación del embajador de China en Costa Rica, Song Yanbin y otros representantes de esa delegación diplomática.

Esta donación se da como resultado de la visita oficial efectuada en enero de 2015 a Pekín por una comitiva costarricense encabezada por el presidente Solís, informó el Gobierno.

En Latinoamérica solo Colombia tiene este tipo de aeronave para uso civil.