Naciones Unidas, 23 jul (EFE).- El enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, advirtió hoy de que la solución de dos Estados para el conflicto entre Israel y Palestina está actualmente «más lejos que nunca» y demandó a todas las partes una «acción decidida» para avanzar hacia la paz.

«El apoyo a la solución de dos Estados entre los palestinos y los israelíes se está desvaneciendo», dijo Mladenov en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad, donde hoy se celebra un debate especial sobre la situación en Oriente Medio.

La vía de los dos Estados, solución que defiende Naciones Unidas para poner fin al conflicto, está «amenazada» entre otras cosas por «la construcción de asentamientos, los incidentes de seguridad, la violencia relacionada con la ocupación y la falta de unidad palestina», aseguró el enviado especial.

Todo ello, según Mladenov, se ve además agravado por «el auge del extremismo violento y del terrorismo en la región», que pone en peligro tanto las aspiraciones palestinas para un Estado como la seguridad de Israel.

«En el actual ambiente de desconfianza, la comunidad internacional debe trabajar con israelíes y palestinos para crear las condiciones sobre el terreno, regional e internacionalmente, para volver a las negociaciones en un plazo de tiempo razonable», defendió.

Según Mladenov, «es momento de actuar con decisión ante la creciente percepción de que la solución de dos Estados en soporte vital y que está muriendo lentamente».

El representante de la ONU respaldó los intentos de la comunidad internacional, liderados por Europa, para impulsar una nueva iniciativa diplomática que pueda desbloquear la situación con la ayuda de los países árabes.