Washington, 15 ene (EFE).- El senador por Carolina del Sur Lindsey Graham, quien en diciembre abandonó su candidatura a ser el nominado del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de noviembre en EE.UU., apoyó hoy públicamente al exgobernador de Florida Jeb Bush, quien hasta entonces había sido su rival.

“Jeb Bush será un nominado que podrá ganar unas elecciones que, como partido, no podemos permitirnos perder. Será el presidente que podrá reiniciar el mundo, unirnos a todos y solucionar los problemas difíciles”, afirmó Graham sobre Bush en un acto junto al precandidato en Charleston (Carolina del Sur).

El senador, quien se retiró de la carrera presidencial el pasado 21 de diciembre después de prácticamente no lograr apoyos en las encuestas, es considerado uno de los mayores expertos del Congreso en política internacional, por lo que su espaldarazo a Bush supone también un aval a sus tesis en política exterior.

En el debate entre aspirantes republicanos que ayer se celebró precisamente en Charleston, Bush defendió reiteradamente una alianza con los países musulmanes de Oriente Próximo para combatir a los yihadistas del Estado Islámico (EI) y rechazó la propuesta de Donald Trump de prohibir el acceso a EE.UU. a los seguidores del Islam.

“He concluido, sin lugar a dudas, que Jeb Bush está listo para ser comandante en jefe desde el primer día”, subrayó el senador.

“Creo que Marco Rubio será presidente de EE.UU. algún día, pero yo no estaba listo para ser presidente cuando tenía 44 años”, apuntó Graham, en referencia a la juventud de otro de los máximos rivales de Bush en la carrera por la nominación republicana.

Aunque Graham cosechaba muy malos resultados en los sondeos a nivel nacional, su proyección en Carolina del Sur, estado por el que es senador, podría revitalizar allí la campaña de Bush, lo que podría tener implicaciones en todo el país, ya que se trata de uno de los primeros estados en votar en las elecciones primarias.

Según el portal Real Clear Politics, que elabora una media de todas las encuestas publicadas, el magnate neoyorquino Donald Trump va en cabeza en Carolina del Sur, seguido por el senador por Texas Ted Cruz, y con Bush en la quinta posición, por detrás también del senador Marco Rubio y el neurocirujano retirado Ben Carson.

Nada más conocerse el apoyo de Graham a Bush, Trump publicó el siguiente mensaje en Twitter: “El senador Lindsey Graham se avergonzó a sí mismo con su campaña fallida a la Presidencia y ahora se vuelve a avergonzar con su apoyo a Bush”.