Londres, 2 mar (EFE).- El inglés Sam Allardyce, entrenador del Everton, ha negado este viernes que vaya a dejar el club a final de la presente temporada.

Allardyce, de 63 años, llegó al Everton a finales de noviembre del año pasado como reemplazo del holandés Ronald Koeman y firmó un contrato hasta 2019.

Después de un arranque prometedor, con cuatro victorias en sus cinco primeros compromisos, el conjunto de Goodison Park ha caído en seis de sus últimos nueve partidos, lo que ha despertado los rumores sobre la continuidad de su técnico más allá del mes de junio.

«Mientras gane partidos de fútbol estaré aquí. Si no ganas, la duración de tu contrato no importa lo más mínimo. En este momento estamos en una buena posición, por lo que me sorprende esta especulación sobre mi futuro», dijo este viernes Allardyce, en la previa del duelo de liga contra el Burnley.

A los ‘Toffees’ les ha costado sumar esta temporada a domicilio y sólo han ganado uno de sus 14 partidos fuera de Liverpool.

«El mal rendimiento fuera de casa es un problema recurrente, de hace mucho tiempo en el club. No fue algo que surgiera desde mi llegada: ya se sufrió con Ronald (Koeman) y con Roberto (Martínez)», explicó Allardyce.

«No es algo que nos guste, así que tenemos que remediarlo. Pero, repito, es un problema de hace tiempo: en 2017 sólo se ganaron dos encuentros, y en los últimos dos años, siete», comentó el inglés.

Además, el preparador confirmó que el defensa francés Eliaquim Mangala, cedido en el Everton procedente del Manchester City, realizará su rehabilitación en Goodison Park y no regresará para ser tratado en el Etihad Stadium.

El zaguero galo, que llegó a préstamo el último día de mercado, sufrió una lesión en su segundo encuentro -en la victoria 3-1 sobre el Crystal Palace- y se perderá lo que resta de campaña.

«No volveremos a verle este curso. El Manchester City quiere que haga la rehabilitación con nosotros y eso haremos», indicó Allardyce. «Le hemos hecho pruebas que han revelado que sufrió una lesión más grave de lo esperado», apuntó.

Mangala, de 27 años, sin sitio en el City tras la llegada de su compatriota Aymeric Laporte procedente del Athletic Club, se dañó los ligamentos de la rodilla y no volverá a vestirse de corto en lo que queda de campaña.