Charlotte.- Con carteles que decían “Rick Perry apoyado por México” y “No al plan de Perry de matrículas para ilegales”, un grupo de antiinmigrantes protestó contra la presencia del precandidato republicano en su visita de la semana pasada a la ciudad.

Perry, quien además es el gobernador de Texas, llegó para asistir a un evento de recaudación de fondos para su campaña en un restaurante de comida “texmex” del área de South Park, donde 100 partidarios pagaron entre $1,000 y $2,500 la entrada.

El republicano es criticado por sus adversarios por ser supuestamente blando en materia de inmigración y por aprobar una versión del Dream Act en su estado.

Al menos dos seguidores de la agrupación Americanos por una Inmigración Legal (ALIPAC), trataron de sabotear las respuestas de Perry en un breve encuentro con periodistas de medios de comunicación local a su salida del evento.

Pese a las interrupciones, el gobernador defendió su posición sobre inmigración y dijo que si el gobierno falla en asegurar la frontera, estados como el suyo se ven forzados a solucionar ellos mismos sus problemas.

“El gobierno federal exige que les demos atención médica, que los eduquemos. Así, en Texas, hemos querido que sean parte de la fuerza de trabajo y no parte del problema”, enfatizó el republicano.

William Gheen, presidente de ALIPAC, que se negó a hablar con los medios en español, dijo al portal The American Independent, que “Perry aparenta ser duro con los ilegales, pero la verdad es que apoya su invasión a América”.

El dirigente indicó, que con la protesta de ese día y otras que se harán alrededor del país, pretenden advertir a los votantes sobre la verdadera posición de Perry respecto a la inmigración “ilegal”.

Gheen portaba una bandera estadounidense y un letrero con la leyenda: “Rick Perry dice: ‘Usted no tiene corazón, si se opone a dar beneficios de los contribuyentes a los ilegales’”. 

Se refería, al comentario de Perry durante el último debate de precandidatos republicanos en Orlando (Florida), donde tildó de “sin corazón” a los que no apoyan el acceso de jóvenes indocumentados a las universidades.

La Ciudad Reina, que también es la sede de la Convención Demócrata en 2012, también fue visitada el mismo día por Michele Bachmann, representante republicana de Minesota, y precandidata favorita de Tea Party, que recolectó fondos para su partido en un evento en Concord y habló ante líderes empresariales en la Cámara de Comercio local.