Charlotte.- Con gritos de alegría los soñadores de United for The Dream de Charlotte reaccionaron a la aprobación de la reforma migratoria en el Senado.

Los jóvenes se habían congregado en uno de los salones de la Coalición Latinoamericana de Charlotte (LAC), donde observaron la votación en una pantalla gigante.

“Fue muy emocionante,  yo quería que fueran más de los 68 votos, pero nos dio satisfacción que la senadora (Kay) Hagan hubiera votado a favor del proyecto”, dijo Elver Barrios, soñador de origen guatemalteco, que organizó, en el centro de Charlotte, la última protesta para presionar a los dos senadores federales de Carolina del Norte, para que sufragaran por la reforma.

Una veintena de soñadores fueron los que se congratularon por el triunfo en Washington, el pasado jueves 27 de junio, teniendo como testigos a los medios de comunicación en inglés de la ciudad.

Al día siguiente, en la tarde del viernes 28 de junio, integrantes del grupo Familias Unidas, acompañados por sus hijos rememoraron la votación en Washington.

Lo hicieron también en las instalaciones de la Coalición, pero en el área de computadoras.
“Mostramos como se habían dado los últimos momentos la sesión en el Capitolio”, dijo Jorge Torres, activista de Familias Unidas.

Las expresiones de felicidad   también se dieron en los restaurantes donde se transmitía el juego España-Italia de la Copa Confederaciones, dado que la pantalla del partido fue compartida con las imágenes procedentes de la capital estadounidense de la sesión migratoria en el Senado.

“Los que estábamos en el bar aplaudimos”, contó Aurelio González, quien vio la votación en el establecimiento Fiesta Jalisco, de Independence.

Las redes sociales, igualmente, reflejaron el entusiasmo por la aprobación de la legalización en la Cámara Alta.

Las entradas de internautas, que mencionaron el triunfo de la propuesta, fueron respondidas en cuestión de minutos con comentarios y señales de respaldo.

Más de medio centenar le dieron “like” a la noticia de la votación anunciada en el portal de Que Pasa-Mi Gente.

“Yo comenté por teléfono (la votación) con algunos de los amigos con los que organizamos actividades a favor de la reforma migratoria cuando se debatió en 2006 y 2007”, dijo Alba Sánchez, exdirigente del desaparecido grupo Comunidades por un Reforma Migratoria Integral de Charlotte (CCIR).

Stacey Bonilla, quien también formó parte de Comunidades por un Reforma Migratoria Integral de Charlotte, expresó: “la lucha sigue”, para ratificar que “se logró pasar en el Senado, pero aún falta la aprobación en la Cámara Baja”.

¿Qué piensan de la aprobación del proyecto S 744 en el senado?

El proyecto no es perfecto, pero es un gran  paso, y espero que también pase en la Cámara de Representantes”. Jennifer Geyer – Educadora

Fue claro. Las voces de millares se oyeron en el Capitolio.  Tienen que seguirse escuchando para que no haya más deportaciones”. Mónica Embrey – Activista

“Yo estoy feliz, por la aprobación justa, pero es solo la mitad del camino, un camino que no es fácil. Tengo esperanza en la presión a los congresistas”. Patricia Atilano – Escritora

 “Un voto histórico que lleva a millones a  un paso más cerca a ver sus sueños hechos realidad. Esperemos que el Congreso cumpla”. Franklin Castro – ingeniero