Compra de armas
Primer evento de compra de armas en Winston-Salem, en noviembre de 2021. Credit: Cortesía

Winston-Salem.- Los residentes de Winston-Salem tienen una segunda oportunidad para revender sus armas a las autoridades locales, de forma anónima y sin preguntas.

La Ciudad celebrará un segundo evento de compra de pistolas y rifles el sábado, 15 de enero, tras el éxito del primero.

“Hubo un apoyo abrumador de la comunidad durante el primer programa de recompra. De hecho, el programa fue tan bien recibido que los fondos se agotaron dentro de las dos horas posteriores a nuestra hora de inicio”, dijo la concejala Barbara Burke.

En la primera sesión, que tuvo lugar el pasado noviembre, las autoridades compraron a sus dueños un total de 367 armas de fuego.

“No pudimos volver a comprar todas las armas de los ciudadanos que querían participar”, señaló Burke. “Con este segundo esfuerzo más grande, esperamos que los ciudadanos que se perdieron la primera oportunidad puedan regresar y participar el 15 de enero”.

Las autoridades estarán ubicadas en el Winston-Salem Fairgrounds (2886 Shorefair Drive) de 9 de la mañana a 1 de la tarde. Las armas se podrán entregar de forma anónima y los oficiales no harán preguntas, indicaron desde la Ciudad.

Con esta iniciativa, los funcionarios locales esperan reducir la violencia armada y aumentar la seguridad de la comunidad.

Precios

Dependiendo del arma, se pagará un precio fijo más alto o más bajo, en efectivo. Así, la Ciudad comprará rifles de asalto por $200, pistolas y revólveres por $150 y pistolas largas por $100.

Las pistolas de perdigones, pistolas de aire comprimido, municiones, pistolas de arranque, pistolas de pólvora negra y réplicas de pistolas de juguete serán aceptadas, pero no se dará dinero en efectivo.

Esta iniciativa se financia con dinero proporcionado a la ciudad como parte del Fondo de Alivio Fiscal Local de Coronavirus. El proyecto de ley reconoce que un subproducto de la pandemia de COVID-19 ha sido un aumento de la violencia, por lo que la ciudad puede gastar parte del dinero en programas para reducirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *