Winston-Salem.- Una mujer que perdió una pierna durante su batalla con el cáncer busca la manera de conseguir una protesis para llevar una vida plena en Winston-Salem.

Desiree Polo es sobreviviente de cáncer de hueso y hace cinco años le amputaron una pierna. 

Ahora, la venezolana de 48 años depende de su pareja para hacer la mayoría de las labores cotidianas y pide la ayuda de la comunidad para poder comprar una prótesis para su pierna amputada.

“Quiero valerme por mí misma, poder trabajar, ser independiente y llevar una vida normal”, dijo Polo a Qué Pasa.

La prótesis, o pierna postiza, cuesta $13,000.

Gracias al apoyo económico del Centro Para Familias Hispanas en Raleigh, logró reunir la mayor parte de los fondos necesarios. Le faltan $3,000 que no puede juntar por el poco trabajo que tiene.

“Dependo del 50 por ciento de alguien, no puedo hacer mercado sola, ni comprar agua porque no puedo montarla en el carrito”, relató Polo, quien era una administradora de empresas en su país natal.

En Winston-Salem, para poder juntar algo de dinero, limpia casas de personas que le permiten trabajar despacio y con calma. En ocasiones también hace entregas.

A la edad de 20 años, Desiree sufrió cáncer en su muslo izquierdo y recibió quimioterapia para superar la enfermedad. En ese tiempo dependía de muletas, según recordó. Asegura que con el paso del tiempo, para intentar salvar su pierna se sometió a 23 operaciones. Al no haber otra opción, los doctores tuvieron que amputarla.

Desde hace año y medio, la mujer llegó a vivir a Winston-Salem desde su natal Venezuela.

Polo dijo que llegó a Estados Unidos para buscar una vida digna, donde se respeten los derechos humanos y principalmente a las personas con discapacidad, como ella.

Sin duda sus sueños de ser Miss Venezuela, “como el de toda mujer venezolana”, o aeromoza se vieron truncados cuando el cáncer la sorprendió. No obstante, su deseo de salir adelante y seguir viviendo la mantiene de pie.

Para apoyar económicamente a Desiree puede ingresar a este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.