Winston-Salem.- Jueces de la corte del Condado Forsyth, una fiscal asistente del distrito y una reconocida abogada de inmigración dejaron claro que todas  las personas, aunque carezcan de un estatus legal en el país, tienen el mismo derecho a servicios y recursos dentro del sistema legal de EU.

Lo anterior fue el principal mensaje que dejó el foro abierto organizado por el grupo de Demócratas Hispanoamericanos de Forsyth, en el que invitaron a las jueces Lisa Menefee y Denise Hartsfield, así como la abogada Helen Parsonage y la fiscal Lismar Bosques, para que hablen lo que hacen en las cortes para satisfacer  las necesidades de la comunidad hispana.

La juez Menefee señaló el programa “Seguro en el Siete”,  ubicado en el séptimo piso del edificio de la corte y que se trata de un esfuerzo en el que participan varias organizaciones del condado, para dar asistencia a cualquier víctima de violencia doméstica.

“Ahí hay una increíble cantidad de información y recursos, además de personal bilingüe y personal de la policía que le ayudará consejos sobre cómo tratar cualquier problema, con toda confianza”, comentó Menefee.

La abogada Parsonage habló sobre el mito que existe que las personas indocumentadas pierden sus derechos en la corte, apuntando que cualquier persona puede hacer una queja, demandar, declararse en bancarrota o hacer cualquier trámite del sistema judicial, incluso el derecho a un abogado público.

Por su lado, la fiscal Bosques  habló sobre la importancia de contratar abogados reconocidos y que atiendan su caso con responsabilidad, y no confiarse de notarios.

“Por favor asegúrense que la persona que contratan sea un abogado con licenica, entiendan lo que les dice acerca de su caso y lo que significaría declararse culpable o sea lo que él dice cómo deben proceder en su caso”, aconsejó la fiscal de origen puertorriqueño.