Clemmons.- Casi un centenar de personas, en su gran mayoría mujeres, pasaron la noche del viernes estirándose, sudando y bailando potentes ritmos latinos durante el
Zumbathon que organizó la Liga Hispana.

Por segundo año consecutivo y por tres horas, las participantes se movieron a la música programada por DJ Ed Poindexter, mientras que las instructoras de zumba Greicy Barahona, Cortney Wilson, Paula Castro, Bonita Harmel, Tracie York, Christine Childs y Liz Romo K impidieron que se reduzca la intensa energía en el salón del Centro Village Inn.
Todos los fondos recaudados por las entradas, así como donaciones de los patrocinadores, serán utilizados para apoyar a jóvenes hispanos en el complicado y costoso camino que es graduarse de una universidad.
La Liga Hispana, uno de los mayores promotores de la educación en el área de Winston-Salem, lleva años reuniendo capital financiero durante todo el año para luego depositarlo en las promesas hispanas, ofreciendo becas y creando conciencia sobre la gran necesidad.

Este año, por primera vez, la lista de candidatos elegibles superó los fondos reunidos por la Liga Hispana, por lo que una treintena de estudiantes con capacidades académicas se quedaron en una lista de espera y finalmente se quedaron sin la ayuda necesaria.

Por eso, este año se ha intentado reunir la mayor cantidad de fondos en varios eventos benéficos, como el torneo de golf y la ya tradicional Fiesta.

La ayuda nunca sobra
La Liga Hispana siempre está recibiendo donaciones que irán directamente a ayudar a estudiantes hispanos. Para más informes, contactar a Mary Jo Turner al 336-770-1228 o visite hispanicleague.org