Los residentes de Guilford solicitaron en 2020 más del doble de permisos en comparación con el año anterior.

Greensboro.- Los residentes del condado de Guilford solicitaron, en el último año, más del doble de permisos de compra de pistolas en comparación con el año anterior; ‘un incremento dramático’, según calificó la Oficina del Alguacil del condado, en su reciente informe anual. Este último año, también aumentaron las solicitudes para portar armas ocultas.

La oficina recibió un total de 21,257 solicitudes de permisos de pistolas (PPP, por sus siglas en inglés) entre abril del 2020 y marzo del 2021, un 102% más que el año anterior (10,751 solicitudes), de acuerdo con los últimos datos publicados por el alguacil Danny Rogers.
En ese mismo periodo, los residentes del condado también presentaron 9,170 solicitudes para llevar armas de fuego ocultas (CCH, por sus siglas en inglés), mientras que en 2019 el número de solicitudes había sido de algo más de la mitad (5,152). El incremento, en este caso, fue del 78%.

El aumento en las solicitudes de permisos se había empezado a ver durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus. En aquel entonces, el alguacil Rogers mostró su preocupación a Qué Pasa.

“El año pasado vimos un incremento en las solicitudes, pero nada comparado a lo que estamos viendo hoy. Para mí, esto es una señal de que algo va mal en nuestra comunidad”, había dicho Rogers en verano a este medio.

Entre abril y julio del 2020, la Oficina de Rogers registró alrededor de 8.500 solicitudes de PPP y 2.600 solicitudes de CCH, una cantidad que fue incrementando durante todo el año pasado hasta llegar a las más de 21,200 y 9,100 en marzo del 2021, respectivamente.

Solicitudes triplican las de 2015
Según el informe del alguacil, las cifras de los últimos doce meses también representan un aumento del triple en los permisos combinados en el condado desde 2015, cuando Guilford recibió la cifra más baja de solicitudes de los últimos 6 años.

En 2015, la Oficina del Alguacil registró un total de 10,981 solicitudes de PPP y CCH conjuntas, mientras que en 2020 la cifra alcanzó las 31,737 solicitudes.

“El incremento sustancial de solicitudes de CCH y PPP ha sido manejado de la manera más diligente posible por la Sección de Permisos de Armas del Sheriff con la misma cantidad de empleados que esa Sección tuvo en 2019”, señalaron desde la Oficina del Alguacil en un comunicado.

Permisos tardan más debido al COVID-19
Debido a la pandemia del coronavirus, según indicó el alguacil, el tiempo que se necesita para adquirir un permiso de armas en el condado también se incrementó durante el año pasado.

“Debido a que el condado necesitaba formular el presupuesto 2020-2021 en medio de una gran incertidumbre sobre los ingresos causados por la pandemia, no se agregaron empleados adicionales a la Sección de Permisos de Armas para el año presupuestario actual, que comenzó el 1 de julio del 2020”.

Desde la Oficina del Alguacil explicaron que, por cuestiones de seguridad, procesar permisos de CCH necesita la toma de huellas digitales, lo que requiere una interacción cercana y cara a cara entre los empleados y los solicitantes.

“Los equipos de protección personal fueron, sin embargo, muy escasos durante los primeros meses de la pandemia del COVID-19”, lo que llevó a suspender de manera temporal la aceptación de solicitudes durante los primeros meses de la pandemia.

“Una vez se obtuvieron los equipos de protección personal suficientes para proteger al público y a los empleados, la Oficina del Sheriff reanudó el proceso de solicitudes”. Eso fue en junio del 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *