Héctor Sánchez
Las autoridades retiraron un cargo por venta de marihuana. Credit: Qué Pasa

Greensboro.- Después de tres meses de haberse convertido en el blanco de un cateo policial por supuesto tráfico de drogas, los dueños de una tienda en Greensboro pueden respirar un poco más tranquilos.

A través de su abogado, a finales del mes pasado, Héctor Sánchez recibió una notificación de que las autoridades retiraron un cargo en su contra por venta de marihuana. Qué Pasa también confirmó en la corte que los cargos relacionados con este individuo fueron desestimados y el expediente eliminado, por lo que no existen rastros de los documentos legales.

En septiembre pasado, la policía habría confundido el producto que se vende legalmente en el negocio Essential Hemp con marihuana, una sustancia controlada a nivel estatal y federal. Agentes de policía catearon el local y se llevaron miles de dólares en mercancía. Más tarde, Sánchez fue arrestado por supuesta venta de droga y según la policía, unas pruebas de laboratorio mostraron que su producto a la venta era ilegal.

“Lo que nos hicieron fue una violación a nuestros derechos civiles”, opinó Sánchez, sobre la pesadilla que vivió al comienzo del otoño, cuando la Policía de Greensboro ejecutó un operativo en su negocio ubicado en el centro de la ciudad.

Los hechos que sucedieron el 14 septiembre en la tienda ubicada a unos locales de distancia del popular club de baile Artistika, significaron pérdidas superiores a $30,000 para Essential Hemp y duro golpe a la reputación de sus dueños.

“Hicieron muchísimo daño con la reputación de la tienda, la reputación de los individuos, de nosotros como personas”, dijo Kattya Castellón, esposa de Sánchez, en una entrevista. “El daño económico-financiero que nos causaron, todo el daño emocional, el estrés familiar que hemos pasado ha sido increíble”.

Las “pruebas” de la policía no aparecen

Pese a que su abogado recibió la notificación de que los cargos fueron disueltos, hasta la fecha Sánchez y Castellón han sido incapaces de revisar los documentos que explican la “causa probable” que llevó al arresto.

En paralelo, la orden para el arresto de Sánchez tampoco se encuentra en el expediente del caso. Qué Pasa visitó los archivos de la corte al menos tres veces en los últimos meses y el documento nunca estuvo disponible.

Sánchez también expresó que, aunque está aliviado de que los cargos hayan sido retirados, esta no es una conclusión adecuada.

“Esto es problemático porque el Departamento de Policía de Greensboro incautó más de 900 productos de nuestra tienda y no nos han dicho cuáles de estos se han considerado ‘drogas ilícitas’. Por lo tanto, no sabemos qué distribuidor y qué producto debemos dejar de vender. Además, sabemos que todos nuestros proveedores son de gran integridad y honestidad”, dijo Sánchez.

La pareja está valorando la posibilidad de demandar al Departamento de Policía de Greensboro, aunque todavía estudian sus opciones legales.

“Algo está sospechoso desde el primer día”, dijo Castellón. “No voy a decir que fue justo (la cancelación de los cargos) porque mientras yo no vea la evidencia que ellos dicen tener no hay forma de entender por qué lo hicieron.”

A ojos de Sánchez, nunca hubo una razón para su arresto y busca que el departamento de policía tome responsabilidad, incluyendo al jefe Brian James.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *