Muere jefe de policía
Gibsonville.- El jefe de policía de Gibsonville Michael Woznick murió en su casa el viernes pasado por la tarde, supuestamente por causas naturales. Según un comunicado del departamento de policía que él comandaba, el cuerpo sin vida de Woznick fue hallado en el patio de su residencia, poco después de terminar de podar el césped de su residencia. Al llegar, los servicios de emergencia le proporcionaron primeros auxilios, pero no lograron que recobrara la conciencia y fue declarado muerto en el Centro Médico Regional de Alamance. El jefe Woznick había estado a cargo de la policía de Gibsonville por seis años.

Acusados de robo armado
Burlington.- Un hispano y su pareja fueron arrestados en un hotel con varios cargos en su contra por robo. Rubén Noel Torres, de 43 años, así como Meredith Huffman Moore, de 35, ambos de Winston-Salem, fueron acusados de robo a mano armada, entre otros crímenes. La policía de Burlington fue alertada el jueves en la mañana por una actividad sospechosa que ocurría en el hotel Country Inn and Suites. Las autoridades se percataron que en el estacionamiento había una camioneta Toyota SUV que había sido reportada como robada en Durham y su conductor estaba hospedado en el hotel.Cuando la policía fue a hablar con ellos a su cuarto, Torres inesperadamente brincó por una ventana, cayó al piso y echó a correr. Sin embargo, después de una breve persecución a pie, fue detenido. La policía también descubrió que el cuarto de hotel fue rentado fraudulentamente, y que ambos ocupantes tenían una orden de aprehensión de Winston-Salem por robo armado. Además de estos cargos, tanto Torres como Moore fueron acusados por posesión de cocaína y parafernalia. Además, Torres se resistió al arresto y tenía otra orden por su captura de Virginia por el robo de un vehículo. Tras su arresto, el sospechoso fue transportado al Centro Médico Regional de Alamance para atender las lesiones causadas durante su intento de escape y posteriormente llevado a prisión.

Retén masivo por la noche
Greensboro.- .Las autoridades dieron más de cien multas de tráfico el viernes pasado por la noche durante un retén masivo de DWI en Wendover Avenue. Entre las 11 pm del viernes y 3 am del sábado, alrededor de cincuenta agentes pertenecientes a cinco distintas corporaciones policiales participaron en el retén que cobró 11 multas por manejar en estado de intoxicación, nueve cargos de droga y 107 multas de tráfico. Incluso, para el operativo se instaló una estación policial móvil con equipo para medir el nivel de alcohol de las personas y un magistrado a cargo de lidiar con las fianzas.

Repartidor salva una vida
Reidsville.- Un repartidor de periódicos salvó la vida de un hombre al ver que su casa se incendiaba el domingo pasado por la madrugada. Según las autoridades, poco después de las 5:00 am la residencia ubicada en 719 NW Market Street se prendió en llamas. Mientras tanto, Steve Bradshaw, vio el humo que salía por una de las ventanas e intentó entrar por la puerta principal sin éxito. Poco después, ayudó a sacar por la ventana a un hombre que estaba atrapado entre las llamas.

Se salva de pena de muerte
Winston-Salem.- Un juez declaró que un hispano con cargos por homicidio en primer grado acusado de matar a un empleado de El Jarocho hace tres años, no enfrentará la pena de muerte debido a que carece del pleno uso de sus facultades mentales. Tras una semana de audiencias, el salvadoreño José Merlín Henríquez Portillo, de 28 años, ahora podría pasar el resto de su vida tras las rejas y sin oportunidad a libertad condicional. El 16 de diciembre del 2009, Henríquez supuestamente mató a tiros en un intento de robo a Cirilo Ávila, quien vendía alimentos en una tienda móvil del negocio hispano El Jarocho, en Waughtown Street. El juicio continuará en la semana del 15 de julio.