Credit: ASPCA

High Point.- En un operativo en contra del maltrato animal, las autoridades en High Point rescataron a 15 perros de la raza pitbull, con evidentes señales de que eran usados para peleas clandestinas.

El alguacil del condado de Guilford informó que los animales rescatados se ubicaban en 1209 Penny Road, High Point.

En el lugar encontraron tres perros machos adultos, tres perras adultas y nueve cachorros recién nacidos, según informó el sheriff.

Además, los agentes arrestaron a Toriano Marcellus Cave, de 51 años, quien dijo ser el propietario del local y tenía a los animales encadenados o encerrados en jaulas.

El detenido es acusado de un cargo de delito grave, por posesión de un perro con la intención de que sea utilizado en “la pelea con otro perro o con otro animal”, dice el reporte policial.

Denuncias de maltrato animal

En este operativo participaron elementos de los Servicios para Animales del Condado de Guilford, así como personal de la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales ( ASPCA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a declaraciones de Danny H. Rogers, su oficina recibió múltiples denuncias de los vecinos donde acusaban que en ese sitio maltrataban a los perros.

“Hemos tenido quejas sobre esta residencia específica por un tiempo, los vecinos comenzaron a quejarse”, dijo Rogers al canal de noticias Fox8.

Además, el alguacil confirmó que tienen evidencia de que los perros rescatados eran utilizados para peleas clandestinas.

Los perros eran “transmitidos a otras personas para criarlos para pelear”, afirmó Rogers.

También adelantó que las investigaciones apuntan a que hay por lo menos seis personas más que podrían estar vinculadas a este caso, y no descarta que puedan rescatar a más perros.

Ayuda de la comunidad

Finalmente la ASPCA anunció que los 15 perros fueron llevados a un refugio de emergencia, donde reciben atención médica y evaluaciones de comportamiento, hasta que el tribunal determine la custodia.

Las autoridades recuerdan que esta es una investigación criminal en curso, por lo que piden la colaboración de la comunidad.

En caso de que alguien tenga más información que pueda ser útil, puede comunicarse  con el Detective Weavil al 336-641-5988,  o también con Crime Stoppers del condado de Guilford al 336-373-100.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.