El refrigerador comunitario está ubicado al lado de la Iglesia Luterana Prince of Peace, en la Curtis Street.
El refrigerador comunitario está ubicado al lado de la Iglesia Luterana Prince of Peace, en la Curtis Street. Credit: Alizza May

Greensboro.- Combatir la inseguridad alimentaria y fomentar el apoyo entre la comunidad son dos de los objetivos que hay detrás del primer refrigerador solidario de Greensboro.

Instalado al lado de la Iglesia Luterana Prince of Peace, en la Curtis Street, el Freedom Fridge (Refrigerador de la Libertad) es un punto de unión y de abastecimiento de alimentos para todas aquellas personas que lo necesiten. 

“Como comunidad tenemos todo lo que nos hace falta”, dijo Alyzza May, miembro de Greensboro Mutual Aid y cocreadora de Freedom Fridge. “Las personas pueden aportar lo que quieran. Otras pueden venir y llevarse lo que necesiten”.

El espacio consiste en un refrigerador que contiene productos frescos, como frutas, huevos, lácteos y verduras, y una despensa, donde las personas pueden encontrar alimentos no perecederos, además de pañales, productos sanitarios para la menstruación e incluso prendas de ropa.

El área de Greensboro y High Point ocupa el puesto 14 en el país por inseguridad alimentaria. Los últimos datos recopilados por Feeding America indican que en 2019 la tasa de inseguridad alimentaria en Guilford estaba en un 13%. Ese año, 69,110 personas del condado carecían de acceso regular a suficientes alimentos saludables. Un problema que se ha agravado en el último año y medio a raíz de la pandemia del COVID-19.

“Poder hacer que sea accesible para todos y ayudar a apoyarnos colectivamente es la clave”, dijo May.

May explicó en conversación con Qué Pasa que la iniciativa de instalar un refrigerador comunitario surgió de la mano de Greensboro Mutual Aid, un grupo que al principio de la pandemia se formó para ayudar a las personas que necesitaban acceso a alimentación y una vivienda en la ciudad.

Inspirados en otras partes del país donde se habían creado redes de colaboración comunitaria similares, en agosto de este año Greensboro Mutual Aid, en asociación con Greensboro Community Fridges, arrancó el primer refrigerador solidario.

Credit: Alyzza May

“Sabemos que los proyectos de ayuda mutua y los proyectos apoyados por la comunidad como este son formas en las que las personas de color y la gente blanca de clase trabajadora han estado sobreviviendo durante generaciones. Queremos seguir con ese legado”, dijo May.

Mercado este viernes

May invitó a la comunidad a participar en un mercado de segunda mano el viernes, 26 de noviembre. El objetivo es intercambiar productos que no se utilicen por otros, sin costo.

“Si hay algo que la gente tiene en sus casas y está tratando de deshacerse o quieren regalarlo, pueden traerlo y llevarse algo a cambio”, explicó.

El mercado tendrá lugar de 10 de la mañana a 3 de la tarde en el 1307 de Glenwood Avenue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *