Winston-Salem.- Durante una rueda de prensa especial la semana pasada, la jefa de policía de Winston-Salem y otras autoridades hicieron un llamado de ayuda para resolver una serie de crímenes violentos que azotaron la ciudad desde el mes pasado.

La jefa Catrina Thompson explicó que estos tres eventos sangrientos dejaron dos muertos y 13 heridos. Se cree que son las mismas personas involucradas detrás de esta ola de violencia y se trataría de una disputa entre dos grupos criminales.

En total, en estos tiroteos se habrían utilizado al menos 16 distintas armas y realizado más de 140 detonaciones de bala.

Las autoridades ofrecieron en un principio una recompensa de hasta $5 mil por información que ayude a capturar a los responsables, así como se hizo un llamado a los mismos para que cesen las balaceras. Después, el sheriff Bobby Kimbrough ofreció duplicar la recompensa y así las personas que ofrezcan datos puedan llevarse hasta $10 mil.

El primero de estos hechos ocurrió el 7 de abril por la madrugada en el centro de la ciudad, frente al Club Nova. Alrededor de la 1:37am, siete personas fueron heridas de bala afuera del centro nocturno, lo que provocó una caótica situación con la multitud que se divertía en los clubes y bares de la redonda. La policía recuperó doce casquillos de la escena del crimen y al menos tres distintas armas se habrían utilizado durante la balacera. Días después un hombre fue arrestado en conexión al tiroteo, pero todavía se buscan a otros involucrados.

Una semana después, la noche del sábado 13 de abril, ocurrió una balacera durante una fiesta de cumpleaños infantil en Blum Park, localizado en Ivy Avenue.

En esta ocasión, habrían sido más de 50 detonaciones de bala con más de cinco armas de fuego, de acuerdo con la investigación de los peritos y los casquillos recuperados en la escena del crimen. No obstante, al parecer nadie salió herido, según la información de la policía.

El tercer incidente ocurrió el sábado 18 de mayo, minutos antes de las 11 pm sobre Cody Drive, mientras se llevaba a cabo un asado familiar. Cuando llegaron las patrullas, más de cien personas protagonizaban un caos, debido al tiroteo que había ocurrido. Los disparos alcanzaron a seis personas y dos hombres murieron al poco tiempo como consecuencia de los balazos. En este tiroteo se utilizaron al menos ocho distintas armas y se recuperaron más de 80 casquillos de bala. La policía logró un arresto con relación a este incidente.

Si tiene cualquier información sobre los tiroteos llame a la Policía de Winston-Salem al 336-773-7700 o comuníquese con Crime Stoppers al 336-727-2800.