Winston-Salem.- La División de Horas y Salario del Departamento de Trabajo defiende a todos los empleados de abusos por parte de las compañías donde trabajan, sin importar su estatus migratorio y solamente tomando en cuenta la relación laboral que existe.

Stephen Williams es un investigador de dicha oficina en Winston-Salem que precisamente se encarga de verificar que la situación de los trabajadores sea justa, de acuerdo a la ley.
Con un largo historial de trabajos donde se ha dedicado a servir a los demás a lo largo de su vida, Williams fue paracaidista en el ejército durante cuatro años, así como bombero y también policía.
Ahora, en un puesto de oficina como investigador, continúa con sus labores de apoyo a la comunidad, asegurándose que las personas no sean abusadas en su trabajo y sean remunerados como es debido. Además, Williams es bilingüe, pues estudió español en la universidad, y también en ocasiones sale de la ciudad a los campos para darle el mismo servicio a los trabajadores agrícolas.
“Estoy aquí para ayudar”, dijo él, y agregó que su “servicio viene del corazón”.
Para que Williams y la Oficina del Trabajo puedan ayudarle, primero es necesario asegurarse que la relación del trabajador con su patrón sea de empleado- empleado y no de contratista independiente.
Esta relación se analiza en un enfoque de la “realidad económica” entre las dos partes más que por conceptos técnicos.
Para establecerla, lo primero es preguntarse si hay un contrato escrito o verbal y cuáles son los términos que se pactaron, como la duración establecida de la relación laboral y la inversión dentro del contrato.
En otras palabras, uno es considerado empleado si le dan una hora de entrada y salida, se le paga por hora o días de trabajo y un jefe decide exactamente las actividades que la persona va a realizar.
Según Carmen Otero-Infante, directora asistente del distrito de la División de Horas y Salario en Carolina del Norte, confusiones referentes a esto ocurren muy comúnmente en trabajos de construcción y servicios, donde a los trabajadores se les califica de subcontratistas, cuando en realidad tienen todas las características de un empleado.
Otero-Infante aconsejó que en este tipo de trabajos es muy importante que el empleado lleve un récord de sus horas trabajadas por escrito, incluyendo desde el momento que se llega al trabajo y se hacen todos los preparativos, como montar el equipo en una camioneta.
Para Williams, la definición de un trabajo realizado se reduce a si las actividades realizadas por el empleado son de algún beneficio para su patrón. Esto incluye también cualquier avance del trabajo realizado en casa.
Un empleado debe trabajar 40 horas por semana y si estas se superan, se debe pagar el sobretiempo.
En caso de ser un empleado y que su salario no sea respetado en acorde a horas trabajadas, es importante que, además de su récord personal de tiempo laborado, mantenga los datos personales de su jefe, como nombre y dirección. La División de Horas y Salario hará una investiga.

Si necesita ayuda:
Comuníquese al Departamento del Trabajo al 866-487-9243 o al 919-790-3066.