Greensboro.- Con entusiasmo y alegría, miembros de la comunidad católica de Greensboro creen que la elección de Francisco como el primer papa hispano en la historia llega en el mejor de los momentos.

Jorge Mario Bergoglio, cardenal de Buenos Aires, fue elegido el pasado miércoles, 13 de marzo, en el Vaticano como la nueva cabeza de la Iglesia Católica, en la quinta ronda de votaciones después de dos días que el cónclave se reunió para seleccionar a su líder.

El domingo pasado en Greensboro, cuatro días posteriores al anuncio sobre el nuevo Sumo Pontífice, la misa en español de la Iglesia Católica Nuestra Señora de Gracia estaba completamente abarrotada por individuos y familias que acudían a celebrar el domingo de Cuaresma, fecha que cae dentro de la Pascua y que simboliza una época del año de sencillez y penitencia, de reflexionar y de hacer cambios en la vida.

“Es tiempo de sanar y pedir perdón para renovar”, decía a los asistentes a la misa el Diácono Enedino Aquino.

Nuevo papa en el momento indicado

Para el sacerdote Eric Kowalski, las similitudes entre los valores que se recuerdan durante esta época del año y las características de sencillez que se describen del nuevo papa no son casualidad.

“El espíritu santo nos ha dado el papa indicado en el momento adecuado”, dijo el pastor de Nuestra Señora de Gracia durante una entrevista con Qué Pasa.

Kowalski dijo haberse sorprendido cuando vio el anuncio oficial por televisión, debido a que el cardenal Bergoglio no es una figura de la iglesia que él conocía.

Sin embargo, al hacer un poco de investigación sobre él, entró en un estado de emoción.

Antes que nada, para el Reverendo Kowalski la elección del primer papa proveniente del continente americano y que además sea jesuita es un gran recordatorio sobre la universalidad de la iglesia católica, donde todo mundo es bienvenido y cuentan con creyentes de todo tipo.

“Aquí todos somos una familia”, comentó Kowalski. “Cada domingo tenemos ocho misas en tres distintos idiomas, pero funcionamos como uno mismo”.

El líder de Nuestra Señora de Gracia apuntó que la misma personalidad de Francisco tendrá un impacto en el catolicismo como tal y que algunos aspectos, como su estilo de predicación y de mantener un estilo de vida simple, ya se están notando.

“Vamos a ver más esfuerzos de evangelización y alcance a los pobres”, anunció Kowalski, haciendo eco a un importante recordatorio de la pascua, donde sugiere a sus feligreses que olviden los bienes materiales y se enfoquen en una vida sin lujos, como la de Francisco.

Comunidad emocionada

En las calles la gente mostró exaltación sobre el nombramiento del nuevo papa.
Fredd Reyes, nacido en Guatemala y quien toca música en las misas dominicales de la iglesia, opinó que el hecho de que el papa Francisco sea de origen latinoamericano es motivo para emocionarse, pues nuevos líderes están siendo tomadas en cuenta en el plano global.

De igual forma, para María Eugenia  Miranda, una argentina que se mudó al Piedmont hace unos meses, el hecho de que el Pontífice sea del cono sur puede  traer cambios importantes. “No soy católica pero aún así es muy bueno”, afirmó ella. “El papa es una figura mundial y esto no puede ser más que buenas noticias para los argentinos e hispanos en general”.