Winston-Salem.- Mauricio Cote fue nombrado el nuevo director de servicios latinos del Members Credit Union. Él dice que continuará empujando el crecimiento de la comunidad educando a la gente sobre finanzas y ofreciendo servicios para mantener una economía personal estable.

Con un pasado tanto como dueño de su propia companía de desarrollo y construcción por 15 años, así como decano de una facultad universitaria por 7 años en  su natal Colombia, Cote cuenta con mucha experiencia y facilidad con los números y cuentas, así como por servir a la gente con una visión financieramente eficaz.

“Tengo mucha experiencia en créditos y trabajando mancomunadamente con la comunidad para lograr un propósito”, comentó él, mientras agregó que todos sus conocimientos y liderazgo de tantos años los busca aprovechar para educar a la gente en “cómo tener finanzas más sencillas”.

Residente fijo en Winston-Salem desde el 2005, Cote ha tenido una estrecha relación con la ciudad desde hace casi 50 años. Debido a que su natal Bucaramanga y Winston-Salem son ciudades hermanas, de niño participó en un intercambio, donde tuvo la oportunidad de visitar el área por tres meses para estudiar y experimentar la forma de vida que existe en estos lugares.
Los lazos que se forjaron tan estrechos que desde entonces procuró volver a visitar prácticamente cada dos años, hasta que finalmente se mudó aquí definitivamente hace siete años.

En el 2001, Cote se convirtió en gerente de la sucursal del Members Credit Union en Kernersville, donde además de la oficinas central en Winston-Salem y la que existe en Lincolnton, se ofrece servicio personalizado en español.

Además, por los últimos seis años ha sido parte de la junta directiva del Second Harvest Food Bank, una organización sin fines de lucro que distribuye alrededor de 22.5 millones de libras de comida a gente con hambre en el noroeste de Carolina del Norte.

De esta forma, en su nueva misión como encargado de los clientes hispanos en el Members Credit Union, Cote continuará extendiéndole la mano a las personas que buscan respuestas financieras.

“Nosotros conocemos la cultura de la gente y no solamente porque se les hable en español”, afirmó él. “Acá, son personas y no números. Ofrecemos mayor rendimiento y menores costos en los intereses, pero más importante es que logramemos comunicarnos”.