Asheboro.- El Zoológico de Carolina del Norte se quedó sin ejemplares de oso entre sus habitantes, tras la muerte de Tommo, un oso grizzly que vivió en Asheboro por 26 años.

La salud física de Tommo, de 31 años, empeoró rápidamente en las últimas semanas, por lo que el zoológico tomó la difícil decisión de recurrir a la eutanasia, según el anuncio por la pérdida.

En el 2019 también murió el oso Yepani por causas naturales, por lo que el hábitat para osos en el zoológico de Asheboro quedó deshabitado temporalmente.

Los cuidadores de Tommo comentaron que nunca los dejó de sorprender por su inteligencia y habilidad para aprender.

Tommo llegó a Carolina del Norte en 1995 debido a que se convirtió en una “molestia” en su hogar original, el Parque Nacional de Yellowstone en Montana. Tommo habría perdido el miedo a los humanos al relacionarlos con una fuente de comida. En lugar de matarlo, el zoológico de Asheboro le abrió las puertas para darle un hogar para “vivir una larga y saludable vida”.

En la lengua indígena paiute, Tommo significa invierno y de acuerdo con el zoológico, el oso pasaba horas refrescándose en la alberca y cascada de su hábitat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *