Winston-Salem.- Con el nuevo programa de alimentación a estudiantes en la escuela Forest Park, los niños ya no tienen excusa para no dar su máximo esfuerzo.

La semana pasada, Second Harvest Food Bank of Northwest NC oficializó la colaboración con la Iglesia First Baptist de Winston-Salem para dar alimentos en una mochila a los estudiantes más necesitados los viernes por la tarde para que tengan qué comer durante el fin de semana.

“Hay una tremenda necesidad de comida par a los niños en los fines de semana”, dijo Constance Hash, directora de la escuela. “Algunos niños no tienen quién les cocine y tienen que preparar sus alimentos solos”.

Con el programa Backpack, cada viernes por la tarde, los alumnos en el programa reciben una mochila que contiene alimento suficiente para cinco comidas, misma que se llevan para disfrutar en casa.

“Los niños están más contentos porque no pasan hambre”, dijo Luisa Elena Vásquez, una madre con dos niños en el programa. “Es muy importante este apoyo porque así pueden ellos dedicarse a sus estudios para que tengan qué hacer cuando sean grandes”.

Según Second Harvest, uno de cada cuatro niños en el condado Forsyth carece de acceso a los recursos  para lograr un desarrollo óptimo. Con programas como este, se intenta reducir el hambre de los niños con más necesidades.

Si pertenece a una organización interesada en comenzar una colaboración con Second Harvest Food Bank, llame a Daisy Rodríguez al 336-784-5770.