Greensboro.- La administración de la ciudad de Greensboro recibió más de $7 millones para ayudar a los habitantes de la ciudad con pagos emergentes de renta o servicios públicos disponibles para familias afectadas económicamente por la pandemia.

Desde que comenzó esta asistencia financiera hace dos meses, han sido mil hogares los beneficiados por el programa de asistencia emergente de renta, conocido como ERAP por sus siglas en inglés, según explicaron autoridades locales. Para este apoyo, se han destinado más de $4 millones provenientes de fondos federales.

Ahora, tras recibir $7,081,065 adicionales en ayuda, queda reabierto el proceso de solicitud para pedir esta ayuda, la cual está disponible incluso para indocumentados o aquellos que tienen un arreglo para pagar la renta de tipo informal, sin el requisito de presentar un contrato firmado.

Según datos compartidos por el gobierno local, hasta el momento se han recibido más de 6 mil solicitudes de ayuda, de las cuales 1,082 ya fueron beneficiadas, aunque la mayoría sigue en proceso de completar su aplicación.

El promedio de ayuda para pagar la renta atrasada ha sido de $4,026, mientras que para cubrir adeudos con los servicios públicos se han desembolsado un promedio de $318 por solicitante. El 67 por ciento de las solicitudes fueron de personas desempleadas y el 63 por ciento tenía ya una carta pidiendo que desalojen su vivienda.

La prioridad para ayudar son las familias de escasos recursos, aquellas con ingresos de 50 por ciento del promedio en el área de Greensboro. Es decir, para una familia de cuatro integrantes, el salario conjunto sería de $33,350 entre todos los miembros. También se da preferencia a solicitantes que han estado desempleados por más de tres meses como consecuencia del COVID-19.

La cobertura de esta ayuda financiera en Greensboro se extiende hasta un año de adeudos y los fondos son enviados directamente a los caseros o compañías de servicios públicos.

Si desea solicitar esta ayuda, ingrese al sitio: https://bit.ly/3lt6sie

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *