Greensboro.- Representantes de distintas iglesias provenientes de Winston-Salem, Greensboro y High Point están formando una unidad para defender y  tomar las medidas necesarias a favor de las familias inmigrantes.

El 31 de mayo estos líderes de fe, juntos por primera vez, se reunieron con oficiales de ICE en Winston-Salem para dialogar acerca de las políticas migratorias que afligen a  los indocumentados y mantienen a tantas familias en un estado de crisis.

El día anterior al mediodía, convocaron a una rueda de prensa en las oficinas de FaithAction International House para hablar ante los medios de comunicación sobre su postura a favor del inmigrante.

“Si lo han notado, las caras en Carolina del Norte han cambiado en los últimos tiempos”, dijo el pastor David Duarte de la Iglesia Daystar. “Los inmigrantes no vinimos por las carreras NASCAR ni el BBQ, sino por muchas otras razones. Queremos hacer todo lo posible como iglesia para apoyarlos”.

David Fraccaro, director ejecutivo de FaithAction, comentó que el gobierno federal “soltó las cadenas” de los oficiales de ICE, quienes ahora gozan de mayor libertad para deportar a personas, así como en el estado han aparecido proyectos de ley como la SB145, muy peligrosos para los inmigrantes.

El grupo está conformado por líderes de iglesias cristianas, budista, judía, musulmán y otras denominaciones.