Greensboro.- Centenares de creyentes abarrotaron cada una de las cuatro iglesias católicas en Mocksville, High Point, Thomasville y Greensboro para venerar a la Virgen de Guadalupe e iluminarse con el fuego del espíritu santo que transporta la antorcha a su paso por el Piedmont, desde su basílica en el Cerro del Tepeyac en la Ciudad de México hasta su destino final en la Iglesia de San Patricio en Nueva York.

La comunidad hispana le rindió homenaje a la Virgen Morena en cada una de sus paradas, con bienvenidas caracterizadas por las danzas folklóricas, desde prehispánica hasta country, cuya diversidad terminó representando a cada rincón de México.

“La devoción que le tenemos es grande, por lo que no nos importó quedarnos en misa hasta la madrugada”, comentó Luisa Hinojosa, originaria del estado de Michoacán y residente de Greensboro. “Es ahora, más que nunca, cuando más necesitamos de ella”.

La flama guadalupana llegó a Mocksville el pasado domingo, 25 de noviembre, y permaneció en el Triad por cuatro días, hasta que se le despidió en su camino a Durham.

Festéjela en su día
Día: Martes, 11 de diciembre
Lugar: War Memorial Auditorium, Greensboro Coliseum Complex, 1921 West Lee Street, Greensboro, NC
Hora: Primer misa- 6:00pm,  Drama de aparición de la Virgen- 8:00pm, segunda misa- 10:00pm, Mañanitas-1:00am.