Winston-Salem.- Sigue el preocupante incremento de latinos contagiados de COVID-19 en Winston-Salem y alrededores. El Departamento de Salud del condado Forsyth indicó que la cifra de casos ahora alcanza el 63.3%, un salto significativo en pocas horas.

Del domingo 31 de mayo al 1 de junio se reportaron 170 nuevos casos de coronavirus. Es decir, que hasta el momento 1,441 personas han sido diagnosticada positivas y de este número 912 son de origen latino.

De otro lado, otras tres personas, entre 30, 50 y 80 años, han fallecido como consecuencia de la enfermedad. Todas tenía afecciones médicas subyacentes, indicaron las autoridades de salud. Hasta el momento hay 13 fallecidos.

El Departamento de Salud también indicó que de los 1441, un total de 642 se han recuperado.

“Los casos de hoy y durante el fin de semana están bajo investigación. Nuestra El aumento drástico en los casos muestra que no podemos bajar la guardia. El COVID-19 es altamente contagioso”, dijo el El Director de Salud Pública, Joshua Swift. “Esto es especialmente grave para las personas que se consideran de alto riesgo y pueden provocar la muerte. “
Conteo de casos”

El avance del coronavirus en el condado Forsyth está en curva ascendente. Ver cuadro.

En el caso de los hispanos, el 27 de junio el Departamento de Salud de Forsyth indicó que representaban el 52.2% de los casos. Para el 1 de junio eran el 63.3 de la población infectada, es decir 6.1%.

El pasado jueves el gobernador Roy Cooper se refirió por primera vez a los latinos residentes del estado al sostener que junto con la comunidad afroamericana era los más impactados por este enfermedad.

“Las comunidades afroamericanas e hispanas representan una cifra desproporcionada de casos de contagios y muertes por COVID-19 en comparación con su porcentaje en la población”, dijo el gobernador. “Debemos centrarnos en cómo podemos identificar estas disparidades y, lo más importante, trabajar para solucionarlas”.

Más latinos contagiados en el estado

Las recientes cifras del NCDHHS indican que hasta el 1 de junio se han reportado en todo el estado 29,263 casos de contagio. 

Adicionalmente que de 20,137 pruebas positivas donde las personas indicaron su etnia, 7,712 (38%) corresponden a latinos.

En cuanto a la tasa de mortalidad, hasta hay 898 muertos en Carolina del Norte, de los cuales 50 (7%) son de origen hispano.

Varios especialistas contactados por Qué Pasa en las últimas semanas, coinciden que el incremento de los hispanos con COVID-19 en Carolina del Norte se debe a múltiples razones entre ellas que se tata de un grupo que está en la primera línea de trabajos esenciales.

De acuerdo con el doctor José Cabañas, Director del Sistema de Emergencias del condado Wake, la disparidad de salud que ya existía y se ha magnificado con el coronavirus. A eso se suma las enfermedades crónicas como de diabetes y presión alta “que los hace  más vulnerables a un efectos”.

“Adicionalmente los latinos son el motor  de muchas áreas de servicios en la comunidad. Trabajamos en la construcción, en tiendas, en restaurantes. La comunidad latina es parte de esa fuerza laboral que es esencial”, indica. “Muchas veces estos trabajadores no pueden distanciarse socialmente y están en áreas congregadas”, dijo a Qué Pasa.

Ante esta situación, el doctor Cabañas recomienda que se debe seguir las tres reglas de usar mascarillas cuando se está fuera de casa y no se es posible mantener la distancia social de manera consistente, lavarse las manos varias veces al día y intentar no estar cerca de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *