Greensboro.- La Junta de Educación del condado Guilford votó a favor de una resolución de apoyo a los estudiantes inmigrantes y sus familias, así como empleados de las escuelas con orígenes en otro país.

Durante el retiro de la junta el sábado pasado, los miembros votaron de manera unánime por esta resolución, la cual reafirma el compromiso de las Escuelas del Condado Guilford en “continuar apoyando a todos nuestros niños y empleados reconociendo que cada individuo trae una única, hermosa y enriquecedora presencia a nuestras escuelas y nuestra comunidad”.

En una conferencia de prensa con líderes de Greensboro la semana anterior, Alan Duncan, quien preside la Junta de Educación del condado, habló en contra del impacto negativo que las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump tienen en la educación de los niños, comentando haber escuchado que hay padres que dejaron de enviar a sus hijos a la escuela por miedo.

“Por ley, no tenemos permitido preguntar si los estudiantes son documentados o indocumentados”, dijo Duncan. “Más bien, es nuestro deber servir y proveer la mejor educación posible a cada uno de nuestros estudiantes”.

Duncan se comprometió a apoyar a las familias inmigrantes de la forma que pudiera y una semana después apareció esta resolución.

En el documento también piden a las agencias del orden público que no se involucren en asuntos escolares, así como celebran la diversidad que existe alrededor del distrito escolar.

Esta no es la primera ocasión que la Junta de Educación del condado Guilford crea resoluciones en apoyo a los indocumentados.

En diciembre de 2014, votaron a favor de una resolución en apoyo a que los estudiantes indocumentados tengan acceso a las cuotas como residentes en las universidades públicas y fueron el primer distrito escolar de Carolina del Norte en tomar esa medida.