High Point.- Una decena de jóvenes hispanos contaron sus historias a base de puras imágenes tomadas por ellos mismos.

Como postre, tras de participar en un  curso de fotografía ofrecido por el Centro Familiar Latino y el Consejo de Artes de High Point, se llevó a cabo la exposción “Diez mil palabras: narrando a través de la fotografía”, en la que cada uno expuso su proyecto conformado por nueve imágenes.

“La colección de cada participante es temática”, explicó Alice Owens, directora de administración del Centro Familiar Latino, fotógrafa amateur y maestra del curso. “Se les invitó a que cuenten una historia usando fotografías en lugar de palabras y que puedan romper con las barreras del lenguaje y edad”.

Después de una serie de clases introductorias de fotografía, los estudiantes quedaron libres de elegir su tema, que fue desde los elementos más importantes de su vida, la playa y un amante de la música que decidió ilustrar algunas de sus canciones favoritas.

“En las clases me enseñaron cómo que buscar otro punto de vista a la hora de tomar una foto y también a editar”, dijo Oscar Zepeda, quien utilizó los conocimientos aprendidos para desarrollar una colección experimental de dibujo con fotografía.