Credit: Costesía

Winston-Salem.- Al menos seis temblores se detectaron en Winston-Salem y el condado de Forsyth la semana pasada. Si bien es un fenómeno poco común en la mayor parte del estado, los servicios de emergencia recuerdan la importancia de estar prevenidos ante los sismos.

El Servicio Geológico de Estados Unidos confirmó seis microterremotos en el área de Winston-Salem y el condado de Forsyth, entre el 21 y el 27 de noviembre. Los sismos registraron magnitudes entre los 1.5 y 2.4 grados.

El primero tuvo lugar el domingo y fue el de mayor magnitud. El temblor se registró en el sur de Winston-Salem. Tres días más tarde, el 24 de noviembre, se detectaron cuatro sismos, tres por la mañana, con pocas horas de diferencia, y uno a última hora de la tarde. El último fenómeno que hizo temblar la ciudad tuvo lugar la mañana del sábado pasado.

Durante la semana, muchos residentes informaron haber escuchado estadillos y haber sentido pequeños temblores, pero no se reportaron lesiones o daños estructurales.

Pequeños y aleatorios

En Carolina del Norte, los sismos son eventos relativamente pequeños, aleatorios y dispersos, dijo August Vernon, director de gestión de emergencias de Winston-Salem y el condado de Forsyth. Lo más frecuente es sentirlos en la zona occidental, en las montañas.

“El condado de Forsyth suele sufrir microterremotos o terremotos con una magnitud de 2.0 o menos”, dijo Vernon. “La gente no suele sentirlos y, por lo general, solo se registran en sismógrafos locales”.

Sin embargo, Vernon apuntó que los sismos de mayor magnitud y, por tanto, más dañinos, también son posibles.

“En agosto de 2020, Sparta sufrió un terremoto de magnitud 5.1 que dañó más de 500 edificios”.

Sparta es un pueblo ubicado en el condado de Alleghany, al norte del estado y que hace frontera con Virginia.

Recomendaciones

Desde el Servicio de Emergencias de Forsyth señalan que una forma de estar preparado para este tipo de movimientos sísmicos es practicar el “Agacharse, cubrirse y aguantar” (Drop, Cover and Hold On). Los expertos recomiendan tomar esta acción para reducir el riesgo de lesiones.

“Practicar ahora lo ayudará a responder rápidamente durante un terremoto real, ya que es posible que solo tenga unos segundos para protegerse antes de que comience un temblor fuerte”, señalan los oficiales.

Otra recomendación para las familias es la elaboración de un plan de emergencia, para que todos los miembros sepan adónde ir, a quién llamar y qué hacer durante cualquier desastre o emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *