Greensboro.- La División de Salud Pública del condado de Guilford alerta a los residentes que un murciélago encontrado en Mountline Drive, en Greensboro, dio positivo por el virus de la rabia. Este es el decimoséptimo caso confirmado de rabia animal en 2020.

La ley de Carolina del Norte requiere que todas las mascotas domésticas (gatos, perros y hurones), ya sea que vivan dentro o fuera, de cuatro meses o más, sean vacunadas. Incluso los animales que están confinados en áreas cercadas al aire libre deben tener vacunas contra la rabia actualizadas, porque los animales salvajes pueden ingresar a estas áreas y atacar a sus mascotas. 

“Supervisar a sus mascotas cuando están al aire libre podría prevenir el contacto con animales salvajes y disminuir la posibilidad de exposición a la rabia”, indicaron desde la División de Salud Pública.

Consejos para prevenir el contacto con la rabia

La rabia circula dentro de nuestra población de vida silvestre durante todo el año. Desde el Departamento de Salud del Condado de Guilford dan algunos consejos para ayudar a prevenir que las personas entren en contacto con el virus de la rabia:

  • Evite el contacto directo con la vida silvestre, viva o muerta. No se acerque, intente jugar o rescatar a ningún animal salvaje. Nunca toque ningún animal salvaje con las manos desnudas. Si encuentra un animal enfermo o herido, comuníquese con Control de Animales al 336-641-5990 y deje que lo manejen. No intente rescatar o tratar al animal usted mismo.
  • Evite cualquier animal que muestre un comportamiento antinatural. Los animales salvajes no suelen ser amigables, así que tenga mucho cuidado si se acercan a usted.
  • No intente separar a los animales que se estén peleando.
  • Alimente a sus mascotas en el interior. Dejar comida fuera atraerá a perros, gatos y otros animales salvajes y los traerá a su jardín.
  • Reporte todos los animales callejeros al Control de Animales al 336-641-5990 en Greensboro y al 336-883- 3224 en High Point. Los animales callejeros no pueden estar vacunados contra la rabia y corren el riesgo de ser portadores de rabia.
  • Si una persona es mordida por un animal (doméstico o callejero), debe lavar el área inmediatamente con agua y jabón, buscar atención médica e informar la mordedura a los oficiales de control de animales locales.

Para obtener más información sobre la prevención de la rabia o para programar un programa educativo, comuníquese con Servicios para Animales del Condado de Guilford al 336-641-2506 o visite la página de Servicios Animales del condado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *