High Point.- En los primeros nueve días del mes de agosto, la policía de High Point respondió a siete violentas escenas de crimen en la ciudad, incluyendo cuatro tiroteos ocurrido el jueves 9 de agosto.

Durante la jornada criminal, un hombre apareció muerto en el lago y con heridas de bala, una mujer embarazada fue asesinada y la policía halló más de 60 casquillos de bala en una zona donde se produjo una balacera.

Según las autoridades, este aumento en crímenes con armas de fuego, obedece a una disputa entre dos pandillas rivales.

El 6 de agosto, policías oyeron disparos en el área de las calles Furlough y Thisell. Al patrullar la zona, encontraron a dos personas heridas. Una de ellas era Anastasia Ray, embarazada de 8 meses, quien perdió la vida. Hykeen Marquis Simmons, de 21 años, fue arrestado en conexión con este crimen y acusado de homicidio en primer grado. 

El 8 de agosto en el complejo habitacional  Newgate, la policía recolectó 60 casquillos de bala sobre la calle, tras reportarse un tiroteo.

Al día siguiente, en la madrugada del 9 de agosto, Brenda Ann Hernin, de 61 años, fue hallada en plana vía con dos disparos en la cabeza. Murió más tarde en el hospital.

Moeez Khan Tahirkheli, de 18 años, fue arrestado y acusado por este homicidio. Xavier Joshua Drayton, de 18 años, también es inculpado por la muerte de Hernin, aunque permanece prófugo. Según la policía, los sospechosos dispararon al vehículo de la mujer al pensar que era el autmóvil de un pandillero rival.

En esa misma fecha, se reportaron otros tres tiroteos, dos de ellos en un periodo de media hora y con varias similitudes.

En el primero, en Bridges Drive, una casa recibió varios impactos de bala, aunque nadie salió herido. La policía señaló que el 17 de julio, hechos similares ocurrieron en este domicilio.

Minutos después, otra balacera ocurrió en Denny Street, donde tres vehículos y la fachada del domicilio terminaron agujerados por las balas pero no hubo lesionados.

En estas dos últimas escenas, los investigadores recuperaron casquillos de un arma de 9mm.

Mientras la policía investigaba el homicidio de Hernin esa misma madrugada, los detectives escucharon otra balacera cercana.

Ahí, en una residencia ubicada en la calle Fairview, fueron recuperados 62 casquillos de distintos calibres, además de contar al menos 40 hoyos en la casa provocados por la ráfaga de balas. Una adolescente de 15 años resultó herida como consecuencia de este ataque.

Asesinato en plena fiesta de jóvenes
Fuera del perímetro de la ciudad de High Point pero muy cerca, también se reportó un homicidio en la madrugada del 12 de agosto en el condado Guilford, donde murió Hassan Elgaali, de 20 años, así como resultó herido Antonaye Antonio, de 19 años.

El sheriff BJ Barnes escribió en su cuenta de Facebook sobre este crimen que ocurrió en plena fiesta dentro de una residencia sobre Old Randleman Rd, con asistencia de cerca de 100 personas.

“Un rapero local fue disparado en la cabeza y muerto, otra persona resultó herida… y nadie vio quién fue”, señaló el alguacil del condado Guilford. “Me recuerda a un dicho de mi madre, nada bueno pasa después de medianoche”.

El alguacil también detalló que es el segundo homicidio que su oficina debe investigar en las últimas dos semanas.

Mensaje del jefe de policía sobre la violencia:
El jefe de policía Kenneth Shultz distribuyó la semana pasada una declaración en relación a la ola de violencia que ha azotado a High Point en los últimos días.

De acuerdo con el jefe  Shultz, “la información y evidencia recolectada hasta la fecha, indican que muchos de estos incidentes, así ccomo otros que han ocurrido en los últimos dos años, parecen estar relacionados y facilitados por dos grupos locales de individuos afiliados con pandillas conocidas aquí en High Point”.

Ahora, según comunicó la cabeza de la policía en High Point, las autoridades persiguen a los responsables, a pesar de que esto requiere “un trabajo extensivo que puede requerir mucho tiempo” para tener casos sólidos, así como la colaboración de agencias estatales y federales .

Asimismo, el jefe anunció que la policía aumentará su presencia en las zonas afectadas, tanto en patrullas como vehículos encubiertos que vigilarán los vecindarios.