Greensboro.– Los estudiantes indocumentados y aquellos bajo el programa DACA podrían quedar fuera de la ayuda financiera del programa “Say Yes to Education” que fue anunciado el pasado 17 de septiembre y supuestamente incluiría a todos los graduados de las Escuelas del Condado Guilford (GCS por sus siglas en inglés).

Según el convenio entre el condado Guilford y Say Yes, cualquier estudiante que a partir del 2016 se gradúe de cualquier escuela de GCS y sea admitido a una universidad, tendrá acceso a fondos de “últimos dólares” para completar el monto que le falta para poder ir a una institución de nivel superior.

Nora Murray, vocera de GCS, explicó que los tres requisitos esenciales para las becas Say Yes son graduarse, ser aceptado a una universidad y llenar el formulario FAFSA, aunque señaló que todavía no existe un proceso para aplicar.

En el formulario conocido como FAFSA se calcula la ayuda financiera y préstamos federales a los que califica cada estudiante y debe suministrarse un número de seguro social. Actualmente, los estudiantes indocumentados y aquellos con DACA no tienen acceso a estos fondos, por lo que ni siquiera tienen permido llenar el formulario de FAFSA.

“Estamos conscientes de este problema y la preocupación de muchas de nuestras familias y esperamos encontrar una solución mientras avanzamos hacia adelante”, dijo a Qué Pasa Nora Carr, jefa de personal de GCS. “En este momento, no tenemos ninguna, dado que FAFSA desencadena el proceso, especialmente para las becas de ‘últimos dólares’”.

Abbey Johnson, quien trabaja en Guilford Education Alliance, explicó que más de cien universidades privadas alrededor del país forman parte de un pacto con Say Yes donde se comprometen en dar becas especiales a estudiantes de las comunidades Say Yes, como es el caso del condado Guilford.

Como parte del acuerdo, las universidades no cobrarán los costos de inscripción a estudiantes, siempre y cuando sean admitidos a la escuela y el ingreso anual de su familia sea inferior a $75,000 por año.

Entre las universidades dentro de este pacto destacan algunas de gran prestigio como Harvard, Yale, Dartmouth, Northwestern, Notre Dame, Syracuse y Tulane.

A nivel local, las instituciones que han firmado el pacto con las universidades Davidson, Duke, Laurel, High Point y Wake Forest, así como Salem, Greensboro, Guilford y Bennett College.

Addy Jeffrey, quien forma parte del comité de planeación de Say Yes, dijo que el convenio con el condado Guilford es una excelente noticia para muchos hispanos, debido a que un gran número de familias tienen hijos nacidos en el país que podrán beneficiarse.

Carr aceptó que el hecho de que los estudiantes indocumentados o con DACA tengan que pagar inscripciones como “fuera del estado“ no es práctico y señaló que las universidades privadas tienen mayor flexibilidad con respecto a los fondos.