Ever Martínez y su familia piden un cambio de políticas en el código de vestimenta de la escuela. Foto: Cortesía de WRAL.

Asheboro.- El estudiante mexicano a quien se le negó el diploma de graduación por desfilar con una bandera mexicana durante la ceremonia recibió el aclamado documento.

Ever Martínez López y su familia se reunieron la tarde del lunes con la directora de la Asheboro High School a puerta cerrada en el recinto escolar. Tras varios minutos de reunión, Martínez apareció con el diploma.

«Estoy muy agradecido de haber recibido lo que me merecía y, como dijo mi mamá, no es mío, es toda la comunidad que estaba conmigo, que me respaldó”, dijo Martínez momentos después de recibir el documento. 

“Realmente significa mucho, pero esto no termina aquí. Necesitamos seguir luchando”, añadió el joven quien confesó no arrepentirse de lo ocurrido. “No debería arrepentirme de nada”

Por su parte, Margarita López, la madre del estudiante, dijo sentirse orgullosa de que su hijo no se avergüence de sus raíces. También se mostró agradecida con la directora de la escuela, la Dra. Penny Crooks, quien había tomado la decisión de negar el diploma al estudiante, “porque ella está dispuesta a sentarse con los padres y los alumnos para tratar de cambiar un poco lo que pasó el jueves”, dijo López. 

Fuera del recinto escolar un grupo de personas esperaban a la familia mexicana, con banderas y carteles en apoyo al estudiante.

Durante una rueda de prensa previa al encuentro, organizada por Siembra NC, la familia hizo un llamado a la escuela a cambiar el código de vestimenta de las ceremonias de graduación.

«Todos los estudiantes, sean de la nacionalidad que sean, tienen derecho a expresar de dónde son», dijo Martínez.

Durante el evento de graduación, Martínez subió al estrado portando una bandera mexicana en la espalda, un acto que “violó el código de vestimenta” de la ceremonia, según indicó la escuela en un comunicado posterior al evento.

“El centro del problema es el hecho que el estudiante no siguió el código de vestimenta establecido para el evento y restó importancia y solemnidad a la ceremonia”, indicaron las escuelas en el comunicado. También señalaron que lo sucedido “fue tergiversado en varias plataformas de redes sociales”.

Para la familia, la decisión de la dirección del centro fue un «acto de racismo» y, aunque ya han obtenido el documento esperado, «vamos a seguir adelante para que esto no vuelva a pasar”, dijo López.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Van a «seguir luchando»? Pero luchando por qué y contra qué? A donde se tienen que ir a luchar es a México que es el país que ellos aman. Por lo que tienen que luchar es por ahorrar unos pesitos y comprar el boleto de regreso a México si es que aman tanto a su país. Los padres son ilegales pero el tipo parece que nació aquí y está «orgulloso» de México, pues entonces lo mejor para todos ellos es largarse para allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *