Greensboro.- En los dos minutos que toma cepillarse los dientes, los habitantes de Carolina del Norte envían 4,657 botellas de plástico para bebidas a un vertedero. Cada 1.7 horas, desechan suficientes botellas para igualar el peso de un autobús escolar, según cálculos de la División de Medioambiente estatal. 

En valor monetario, la equivalencia es de más de 41.4 millones de dólares desechados en plástico cada año.

Con el fin de incentivar la cultura del reciclaje, algunos gobiernos locales de la región del Piedmont-Triad han lanzado iniciativas para lograr que más personas reciclen y lo hagan correctamente.

Nuevos contenedores en los parques de Guilford

El gobierno del condado de Guilford ha colocado contenedores de reciclaje en varios de sus parques para impulsar el reciclaje entre los visitantes. El condado anunció el proyecto la semana pasada, luego de recibir una subvención de $10,000 de la División de Medioambiente de Carolina del Norte.

Los contenedores de color azul se han colocado en Bur-Mil Park, Gibson Park, Hagan-Stone Park, Northeast Park y Southwest Park y el objetivo es reducir los residuos en siete toneladas en este primer año.

“Estamos comprometidos a hacer del reciclaje una parte permanente de la experiencia de los parques del condado de Guilford”, dijo Dwight Godwin, gerente de operaciones de los parques. “El reciclaje conserva los recursos, ahorra energía y un valioso espacio en nuestros vertederos”.

Los nuevos contenedores se han colocado en áreas de paso frecuente de personas como campos deportivos, piscinas, zonas de picnic y eventos especiales.

Los visitantes pueden reciclar los envases de bebidas de plástico y metal, pero el reciclaje doméstico no está permitido en los parques.

Winston-Salem está en campaña por un mejor reciclaje

La Ciudad de Winston-Salem está llevando a cabo una campaña en las redes sociales, para educar y concienciar a los residentes de la ciudad sobre la importancia de reciclar e incentivar la cultura del cuidado medioambiental.

“En los últimos años, debido a los cambios en el reciclaje global, han surgido más preguntas sobre si el reciclaje aún vale la pena. ¡La respuesta corta es sí! Desde el punto de vista medioambiental, el reciclaje sigue siendo beneficioso”, publicó la Ciudad en su página de Facebook como parte de la campaña.

Por ejemplo, dice el texto, reciclar latas de aluminio y plástico ahorra un 95% y un 88%, respectivamente, de la energía necesaria para fabricar estos artículos a partir de la materia prima.

En otra publicación, la Ciudad explica que los materiales reciclables que van en bolsas son el contaminante número uno.

“Cuando los materiales reciclables en bolsas ingresan al sistema de reciclaje, se confunden con basura o pueden enredar los engranajes y apagar las máquinas clasificadoras” y piden dejar los materiales reciclables sueltos y libres en la papelera.

Durante esta campaña, que durará hasta mediados de junio, la Ciudad también explica los tipos de materiales que se pueden reciclar, el significado de los símbolos de los productos y los lineamientos locales para depositar los materiales correctamente, entre otros.

Para seguir la campaña, visite la página de Facebook de la Ciudad de Winston-Salem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *