Greensboro.- Guilford mostró números parecidos a los de todo el estado de Carolina del Norte en términos de desempeño académico en 2020-2021, según revelaron los exámenes de fin de grado y de fin de curso del distrito. Hubo un declive en la proporción de estudiantes aprobados y un retroceso de 12.7% con respecto al último año evaluado.

Los resultados de la evaluación fueron revelados el viernes, al igual que los de todo el estado y sus distintos distritos, por la Junta de Educación. En el caso de Guilford, solo el 42.4 de los estudiantes superó las pruebas, lo que representa una declinación expresada en cifras de dos dígitos en relación con el 55.1 por ciento de aprobados en 2019.

Al igual que en el resto del estado, los reprobados fueron mayoría, pero en el caso de Guilford se trata del condado con la declinación más leve. Solo Wake tuvo una menor pérdida de competencia, 9,8%, mientras que el promedio estatal fue de 13,4%.

Las matemáticas fueron la asignatura con el mayor retroceso, entre 10,5% y 18,6%, dependiendo del grado evaluado, mientras que Inglés fue la de menor variación, con solo un 3,5% de descenso en promedio. Lectura y Ciencias coincidieron como las materias con comportamientos más dispares, pues en la primera, que fue medida en escuela elemental y media, las declinaciones estuvieron entre 7,1% y 17,7%, y en la segunda entre 6,2% y 16%.

El panorama fue diferente en secundaria, donde la tasa de graduación estuvo en 91,4, un récord para el condado, con 12 escuelas que lograron cifras perfectas de 100%.

Soluciones anticipadas

El distrito escolar comenzó la primavera pasada un programa de tutorías por parte de los alumnos de secundaria y universitarios más aventajados, para apoyar a los de grados inferiores con problemas en matemáticas.

Además, más de 14 mil estudiantes fueron citados para refuerzo educativo durante el verano, y en las 23 escuelas con el desempeño más bajo se modificaron los calendarios para incrementar las horas instruccionales y sumar más programas de capacitación para los maestros.

“Estos datos refuerzan la importancia de asegurarnos de que nuestros estudiantes y nuestro personal se mantengan sanos para que podamos continuar el esquema presencial lo más posible“, evaluó la superintendente Sharon Contreras. “Este proceso de recuperación no se dará de la noche a la mañana y seguiremos usando estrategias comprobadas como altas dosis de tutorías para lograr que los estudiantes vuelvan a su nivel de rendimiento“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *